Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El canciller Samuel Santos no admitió ningún cuestionamiento a la “legitimidad” de la juramentación de los nuevos alcaldes sandinistas realizada por el Consejo Supremo Electoral, a pesar de la ola de señalamientos de un fraude electoral, demanda a la cual también se sumó esta semana Canadá, país que dijo sentirse “sumamente preocupado” por este tema.

Al finalizar la reunión de trabajo de los presidentes y representantes de gobierno de los países del SICA, Santos fue abordado por una batería de periodistas, pero el diplomático sostuvo su posición: “Todos fueron juramentados por el Consejo Supremo Electoral, que para algunos era el juez correcto. Pero éstos aceptaron y fueron juramentados por ese juez, es decir, hay una aceptación total”.

“Todos aceptaron esta situación”, insistió el canciller, quien se mostró un poco incómodo ante las preguntas. Dijo que cuestionar el resultado electoral “es como buscarle tres pies al gato”.

Dijo que el canciller canadiense Peter Kent no era un “juez” para determinar si la juramentación fue legítima o no. “No puede determinar algo como eso”, señaló. Y concluyó: “Con esta aceptación, con este hecho tan claro de la juramentación en una plaza pública con miles de personas aceptando el juego electoral que se llevó a efecto, yo creo que eso supera cualquier cosa”.