•  |
  •  |
  • END

Una fórmula de unidad del liberalismo, entre Eduardo Montealegre y Enrique Quiñónez, para aspirar a la Alcaldía y Vicealcaldía de Managua, fue proclamada ayer por los dirigentes territoriales de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, del Distrito Seis de Managua, el más populoso de la capital.

Bajo vítores de ¡Unidad!, más de quinientas personas reunidas en el centro recreativo “Chinchilla”, exigieron a Montealegre y a Quiñónez que aceptaran el reto, comprometiéndose Montealegre a aceptarlo, si así lo demandaban el resto de distritos de la capital y sus aliados de la Resistencia, los conservadores, el PLI y el APRE, todos presentes en el acto de proselitismo político.

El acto fue visto como un virtual arranque de campaña política por parte de Montealegre y Quiñónez, quienes aseguraron querer conquistar al menos cien alcaldías a nivel nacional y especialmente la capital, pieza clave para ganar la presidencia de la República.

Montealegre también invitó al Movimiento Renovador Sandinista, MRS, a sumarse a este proceso de consulta territorial y entre los distintos partidos políticos, para obtener una candidatura de unidad. Sin embargo, el coordinador de la alianza MRS, Edmundo Jarquín, ya formuló sus propios spots publicitarios de televisión sobre el primer año de gobierno, que han sido vistos como la antesala de una candidatura a la Alcaldía de Managua por el MRS.


Virulento discurso de Quiñónez
Tanto Quiñónez como el ex candidato presidencial del PLC, José Rizo, hicieron un mea culpa por la división del voto antisandinista que dio la victoria al FSLN, y coincidieron en que se debe buscar la unidad política del liberalismo con humildad, generosidad, sin arrogancia, ni prepotencia, aunque Quiñónez dijo que hay algunos que persisten en tales actitudes.

Ambos lamentaron la reclusión del ex presidente Arnoldo Alemán de nuevo en El Chile, bajo vigilancia del Sistema Penitenciario, SPN, porque ayer fue Alemán, hoy puede ser otro liberal, y mañana cualquier otro demócrata. Por esa razón, distintas voces entre las bases liberales presentes demandaron una amnistía a favor de Alemán, para evitar mayores chantajes de parte del FSLN.

“Dijimos que no había que darle calor a la víbora... ¡Pero le dimos calor a la víbora!”, dijo Quiñónez, quien fue ovacionado por las bases liberales, sobre todo cuando disparó una cantidad de epítetos al presidente Daniel Ortega.


Rizo para Jinotega y Alvarado para Granada
Por su lado, Montealegre lanzó el reto a Rizo, su ex contrincante presidencial, para que se lance como candidato a alcalde de Jinotega, al mismo tiempo que se afirma que el doctor José Antonio Alvarado podría ser el candidato de unidad del liberalismo en Granada.