•  |
  •  |
  • END

La abstención del 50 por ciento calculada y minimizada por el Consejo Supremo Electoral, CSE, demuestra, según el grupo cívico Ética y Transparencia, las condiciones de abandono en que se encuentran los pueblos de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, que eligieron a sus autoridades municipales el pasado domingo 18 de enero.

El director ejecutivo de E y T, Roberto Courtney, consideró que el hecho de que la abstención siempre supere el 50 por ciento no es menos preocupante, todo lo contrario, significa que no se han reparado errores, y algo que debería resultar preocupante se ve con normalidad.

Esto quiere decir, según Courtney, que las elecciones municipales no significan mucho para los costeños y es un simple cambio de autoridades que no implica el desarrollo de sus municipios. Prueba de ello es que hay más participación en otras elecciones que ellos sí consideran importantes.


Distancia abismal pero insuficiente
Ética y Transparencia considera que las elecciones en la RAAN tuvieron una distancia abismal de las elecciones municipales de noviembre pasado, pero que están muy lejos de la elección ideal.

Pero resaltó que el elogio al desarrollo del proceso no significa que hay garantías de que el sistema funciona, pues el CSE bien podría hacer una elección al estilo del nueve de noviembre o al del 18 de enero.

“En esta ocasión no hubo expulsión de fiscales y conteo de un solo partido, ha estado ofreciendo resultados y hasta el momento hay información en la página web, faltará ver si da trámite a los recursos y ofrece información detallada por JRV”, explicó Courtney.

En ese sentido, las elecciones de la RAAN, según Courtney, dejan abierta la necesidad de reformas al sistema electoral para mejorar el tema de la cedulación y la presencia de observadores.