•  |
  •  |
  • END

La nueva vocera de la Coordinadora Civil, CC, Luisa Molina Argüello, dijo ayer que este año espera que se calmen todos los ánimos exaltados producto de las elecciones municipales y que los que ostentan el poder político, económico y social depongan sus intereses personales y partidarios en aras de los principios de solidaridad, humanismo y verdad.

“Vemos que hay una espiral de violencia y que el gobierno nos empuja a esa violencia”, aseguró Molina en el acto oficial de traspaso de mando a la nueva enlace de la CC y celebración de los 10 años de fundación de ese organismo.

Molina, que sustituye a Georgina Muñoz, también tiene planificado para este año trabajar en cinco objetivos relacionados con la defensa y promoción de los derechos humanos, la participación democrática y la distribución equitativa de la riqueza.


Mesa de diálogo
La nueva vocera de la CC reiteró el “apoyo a los movimientos sociales y a las organizaciones que han estado siendo perseguidos”. Molina sugirió que debe abrirse una mesa de diálogo en donde todos los nicaragüense puedan aportar al desarrollo de la nación.

Por su parte, la líder saliente Georgina Muñoz dijo en el acto de traspaso que uno de los retos más difíciles como enlace de la CC fue el hecho de ser mujer y abrirse espacio a lo interno de esa organización, porque normalmente por cada diez hombres, sólo hay una mujer.

Muñoz, que seguirá integrando el grupo de la CC como miembro de la comisión coordinadora, también manifestó que otro reto que enfrentó fue su posición frente a la problemática de la nación.

“¿Cómo lograr que un pensamiento estratégico y de desarrollo pueda articularse con estrategias de corto plazo para dar respuesta a las necesidades básicas de la población?”, se preguntó Muñoz.

También dijo que otro elemento difícil fue la búsqueda de la democracia participativa para que muchas más personas se involucren y ejerzan mayor presión política para despartidizar las instituciones del
Estado.


¿Quién es Luisa Molina Argüello?
Luisa Molina Argüello se graduó en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN, obteniendo su licenciatura en Ciencias Sociales en 1986. Tiene una especialidad en Formulación, Evaluación y Administración de Proyectos en el Incep-UCA en 1995.

La vida profesional de Luisa Molina se ha desenvuelto en el trabajo social enfocado en los problemas que aquejan a la niñez y la adolescencia. Trabajó en la Fundación de Protección a los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes Infractores de la Ley y su Reintegración Social, Funprode. Es fundadora y presidenta de esta organización con facultades de representante legal.

Actualmente es directora ejecutiva de la Federación Coordinadora Nicaragüense de Organismos No Gubernamentales que trabaja con la Niñez y la Adolescencia, Codeni, y también es la nueva enlace de la Coordinadora Civil de organismos no gubernamental, sustituyendo a Georgina Muñoz.