Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

La educación, la salud y la seguridad ciudadana son los ejes fundamentales de la actual administración, sin embargo, contradictoriamente, los ministerios encargados de garantizar estos derechos son los más afectados por las reducciones presupuestarias que presentó ayer el Poder Ejecutivo ante la Primera Secretaría del Parlamento.

El primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, calificó de “cosméticas” las medidas de austeridad anunciadas por el Presidente de la República, Daniel Ortega, lo que confirmó con la propuesta de reforma presupuestaria que presentó el Ejecutivo para el año 2009.

Según los datos, de los mil 312 millones de córdobas en que se reduce el Presupuesto 2009, al Ministerio de Gobernación se le reduce la partida presupuestaria en 96 millones; a Educación 147 millones y al Ministerio de Salud 254 millones de córdobas.

Para Navarro, lo más grave del asunto es que esta reducción global no resuelve el problema del “hueco presupuestario”, que supera los dos mil 400 millones de córdobas, todo ello sin contar el déficit presupuestario que sobrepasa los 5 mil millones de córdobas.


Las reducciones
A la Asamblea Nacional se le reduce el presupuesto en 20 millones de córdobas; a la Corte Suprema de Justicia, CSJ, 52 millones; al Consejo Supremo Electoral, CSE, 18 millones; a la Presidencia-Secretaría del Frente Sandinista-Casa familiar del Presidente, 42 millones; al Ministerio de Relaciones Exteriores, 54 millones; al Ministerio de Defensa, 79 millones; al Ministerio de Hacienda, 30 millones y al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, 18 millones.

Por otra parte, el plan del gobierno de emitir bonos del tesoro hasta por 600 millones de córdobas tampoco coadyuva a cubrir el millonario faltante. “¿Quién en este país y con semejante crisis económica mundial va a comprar bonos del tesoro si ni siquiera hay confianza en este gobierno”, se preguntó Navarro.


Diputados oficiales optimistas
El diputado Wálmaro Gutiérrez, ex vicepresidente de la Comisión Económica del Parlamento, se mostró optimista con las medidas y las cifras del gobierno.