Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Las elecciones de la Costa Caribe Norte evidenciaron la necesidad de reformas a la Ley Electoral para esa compleja zona multiétnica que en esta ocasión vio el desplome de los dos partidos regionales y el secuestro de la agenda por intereses nacionales, lejos de la búsqueda de autonomía por la que han luchado durante tantos años.

Por lo tanto, dan valor a las propuesta de una nueva organización que dé poder al sistema de gobierno tradicional de los pueblos indígenas para quienes resulta extraña e ineficaz la figura del municipio, reflejada en la abstención del 50 por ciento en elecciones municipales. También ,comprueba una vez más, la desventaja con la que compiten las fuerzas regionales respecto a los partidos nacionales.

El Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, y el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, embistieron con su poderío económico y arrebataron los espacios ganados por el partido indígena Yapti Tasba Masraka Nanih Asla Takanka, Yatama, y el Partido Movimiento de Unidad Costeña, Pamuc.

Los resultados favorecieron al FSLN al ganar cuatro de las siete alcaldías en disputa, el PLC dos y Yatama una, la del municipio más pequeño. Pero contradictoriamente, el PLC mantuvo su hegemonía en la RAAN consiguiendo el mayor número de votos al ganar en los municipios más poblados.


Sepultado
En cambio el Pamuc, que con sus pocos recursos se sostuvo como segunda fuerza en Waspam durante tres elecciones, esta vez fue sepultado. Cambio que benefició a los sandinistas al pasar de mil 800 votos a ganar la comuna con un poco más de 4 mil 400. Pamuc obtuvo 280 votos en toda la región.

Bilwi, capital de la RAAN, pasó de Yatama a manos del FSLN, luego que parte del electorado indígena se fuera al PLC en una facción llamada Yatama no sandinista, liderada por el ex combatiente indígena Osorno Coleman. Los resultados son evidentes, los liberales pasaron de dos mil votos en el 2004 a más de seis mil en esta elección. En cambio, bajo en términos porcentuales permitiendo la victoria del FSLN con apenas el 36 por ciento.

Por otro lado, el FSLN se robusteció en el municipio de Rosita, donde aplastó al PLC que gobernaba ese municipio, dejándole sólo un concejal. Ahí, y en todo el triángulo minero y Mulukukú, Yatama fue aliado al FSLN en una incompresible jugada electoral. Ahora perdió Bilwi y Waspam, que junto a Prinzapolka ganaron en 2004.

El PLC retuvo Siuna, el gigante poblacional de la RAAN con más de 4 mil votos de diferencia y ganó el municipio de Mulukukú, que por primera vez elegía autoridades municipales.

Yatama se resiste a perder Waspam, donde según sus conteos triunfaron con 500 votos de diferencia sobre el FSLN. El CSE deberá resolverlo con transparencia para no romper su actuación del pasado 18 de enero de 2009, que superó en demasía al proceso electoral del nueve de noviembre.