•  |
  •  |
  • END

El Consejo Nacional de Pastores Evangélicos de Nicaragua, Cnpen, rechazó la resolución de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, en la que sobreseyeron definitivamente al ex presidente Arnoldo Alemán, acusado de fraude al Estado por 100 millones dólares.

A la vez hizo un llamado a la clase política a priorizar las necesidades económicas del país en vez de componendas y pactos, que según ellos, sólo han traído beneficios personales o partidarios. En ese sentido señaló que la labor de hacer política no debería de verse como la oportunidad para obtener enormes beneficios económicos sino como una forma de servir a la gente.


Nicaragua más vulnerable
Por otra parte, se mostraron pesimistas ante la actual situación económica pues consideran que las condiciones de Nicaragua la hacen mucho más vulnerable a la crisis que vive el mundo.

Asimismo, consideraron que ninguno de los líderes actuales de la clase política tiene capacidad para sacar adelante al país con leyes efectivas sin que haya distingos partidarios.

“A todas luces quedó burlada la justicia, y como nicaragüenses vemos esfumarse nuestras esperanzas de que hayan mejores leyes que nos beneficien a todos y de llegar a haber esas leyes, no vemos en la actual clase política a nadie capaz de ejecutarlas y hacerlas efectivas en beneficios del pueblo”, señalaron.

Mario Espinoza, del Cnpen, llamó a la reflexión al poder judicial para que aplique la justicia adecuadamente pues consideran que los líderes políticos que son lo que deben ser ejemplo no han actuado con honestidad.


“… los maldecirán…”

Sus planteamientos fueron además sustentados en una cita bíblica. “El que dijere al malo; “justo eres”, los pueblos lo maldecirán y le detestarán las naciones; más los que le reprendieren tendrán felicidad, y sobre ellos vendrá gran bendición”.

Espinoza recordó que para lograr gobernabilidad en el país no debe recurrirse a violar la Constitución Política de la República. Pues, según ellos, la gobernabilidad debe conseguirse con la comunicación y la amistad entre todos los sectores.

“El problema es que hay confrontamientos de ambos lados y la gobernabilidad sólo se logra con verdadera justicia, la justicia que Dios nos ha enseñado”, señaló el religioso.


La Cnpen, agrupa a cuatro mil 200 pastores evangélicos de diferentes denominaciones de todo el país y cuenta con organización en 149 de los 153 municipios de Nicaragua.