•  |
  •  |
  • END

El año legislativo concluyó ayer con un conflicto entre el Poder Ejecutivo y Legislativo que se manifestó en el hemiciclo, donde sólo estuvieron presentes los 38 diputados del Frente Sandinista, uno sin bancada y funcionarios afines al partido de gobierno.

El presidente del Parlamento, René Núñez, lamentó la ausencia de sus colegas de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), quienes se rehusaron a legislar durante esta semana.

“Desafortunadamente la crisis ha llegado a tal grado, pero confiamos en que la cordura regresará y en que encontraremos la manera más adecuada de fortalecer la institucionalidad”, expresó el presidente del Legislativo, ingeniero René Núñez Téllez, en su alocución.

De esta forma, los legisladores se van de vacaciones sin aprobar leyes de trascendental importancia para el país, como el Presupuesto General de la República (PGR), que ni siquiera fue dictaminado en la Comisión de Economía, Producción y Presupuesto.

La embajadora de Suecia en Nicaragua, Eva Zetterberg, una de las diplomáticas presentes en la sesión de clausura, mostró su preocupación porque no se aprobó el PGR este año.

“La situación es preocupante. Hay que tener un presupuesto para el año (siguiente) para poder trabajar y para saber dónde entran contribuciones de otros países”, expresó la embajadora.

Así fue

Durante el año los diputados sesionaron 64 veces, aprobaron 33 leyes y 40 decretos, pero dejaron 78 proyectos de ley, 20 decretos, 92 decretos de otorgamiento de personalidades jurídicas y 19 puntos especiales, informó Núñez, quien presentó un informe detallado de su gestión administrativa. Asimismo, resaltó las medidas de austeridad que permitieron al Parlamento sobrevivir en estos meses. “Se eliminó la deuda acumulada en 2006, quedando sólo la de la Dirección General de Ingresos (DGI), con quien hay un proceso de saneamiento ya iniciado”, expresó.

Entre las leyes importantes que fueron aprobadas este año está la Ley General de Aguas, la Ley de Acceso a la Información Pública, el Código Penal, en el que se penalizó el aborto terapéutico y dos reformas a la Ley 290, de Organización y Competencias del Poder Ejecutivo, que ha generado la controversia por la que los dos poderes del Estado están enfrentados.

Algunos legisladores suplentes y propietarios del Frente Sandinista llenaron los vacíos en las curules del MRS. Entre la sobriedad de los legisladores sandinistas que emulan al presidente Daniel Ortega vistiendo una sencilla camisa manga larga para refrescarse en el clima cálido de Managua, estuvo el embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, y magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) y de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de tendencia sandinista.

Desentonaba la diputada joven Xóchilt Ocampo con un sombrero negro enorme, al estilo de los charros mexicanos. La sesión solemne duró poco menos de media hora, y estuvo impregnada de sencillez.