•  |
  •  |
  • END

Los municipios se agitarán. En los próximos meses veremos a los principales líderes de los liberales recorriendo el país en un proceso de reorganización de fuerzas por obtener la supremacía de esta corriente política. El movimiento Vamos con Eduardo pasará sus estructuras al Partido Liberal Independiente, PLI, aliado de Montealegre desde 2005.

Por su parte, el PLC desde el lunes pasado anunció un proceso de afiliación masiva de sus simpatizantes para, según ellos, conformar un solo partido liberal. Mientras que Montealegre consideró que desde el PLI tiene la oportunidad de unificar a todas las fuerzas liberales y de otras corrientes que se oponen al pacto entre Arnoldo Alemán y el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

No sólo a liberales

“Será un PLI donde tengan cabida incluso quienes no son liberales, pero que están contra el pacto”, expresó Montealegre en alusión al Movimiento Renovador Sandinista, MRS, y al Partido Conservador, PC, a los que previo a las elecciones del año pasado les cancelaron sus personalidades jurídicas.

De esta forma, terminan las ansiadas negociaciones desde antes de la campaña municipal de 2008, que pretendía la unidad de los liberales en una sola organización política, pues en esta ocasión dos fuerzas se reorganizarán con la misma consigna.

Unidad partida en dos

“Invito a los liberales a que se unan a este esfuerzo, es desde esta casilla que se forjará la unidad del liberalismo sin entreguismo y sin pacto”, señaló Montealegre. Pero el PLC aseguró el lunes pasado que la reorganización y las reformas a sus estatutos permitirían la existencia de corrientes de opinión y liderazgos individuales en alusión al movimiento de Montealegre. La respuesta fue que preferirían revitalizar al PLI.

El distanciamiento entre las dos fuerzas liberales se evidenció luego del acuerdo entre el PLC y el FSLN en la que los liberales constitucionalistas apoyaron una Junta Directiva del Parlamento controlada por el Frente Sandinista, mientras en completa sincronía la Corte Suprema de Justicia, CSJ, sobreseía definitivamente a Alemán por actos de corrupción durante su gobierno en un fraude calculado en 100 millones dólares.

Otra vez Montealegre

Éste es el segundo intento de Montealegre por organizar un partido. En 2006, cuando fue excluido del PLC, fundó el Movimiento Vamos con Eduardo, luego montó sus estructuras en el entonces Movimiento de Salvación Liberal, MSL, después Alianza Liberal Nicaragüense, partido que logró ser segunda fuerza al obtener más de 700 mil votos.

“Quién es quién”

El PLI fue fundado en 1948 entre disidentes del Partido Liberal Nacionalista en oposición a la dinastía somocista que controlaba dicho partido. Actualmente conserva su personalidad jurídica luego de ir aliado con la ALN en 2006, y luego con el PLC en 2008. La nueva organización del PLI será oficializada en una convención el próximo marzo.

Según Montealegre, en esta ocasión, en el recorrido por todo el país se verá qué tipo de partido quieren los liberales. “Veremos dónde, qué y a quién quieren los liberales”, resaltó Montealegre.