•  |
  •  |
  • END

Masaya
Inconformes están los miembros del Sindicato de Trabajadores de la Alcaldía de Nindirí, afiliados a UNE, por el despido de varios empleados de esa municipalidad.

Según Bernardo Lara, secretario del sindicato, la alcaldesa de Nindirí, desde el 21 y el 22 de este mes ha efectuado varios despidos, y entre los despedidos se encuentran afanadoras, recaudadores, conductores y secretarias, a los cuales les aplicó el artículo 45 de la Ley 185 del Código Laboral vigente.

Lara dijo que la alcaldesa Clarisa Vivas ha violentado la estabilidad laboral e irrespetado el fuero sindical consignados en los derechos laborales de la Constitución, y que también pasó por encima de la Ley 502, Ley de Carrera Administrativa.

Alcaldesa dicen que son supernumerarios

Piden que reintegren a sus labores a Elin Murillo, Santiago García, Jessica y Rosario Castillo, Josefa López, Agustín Cervantes, Roberto González, Reynaldo Chávez y Rudy Pavón, este último era el chofer del ex acalde de Nindirí, Rommel Aguilera.

Los despedidos, junto al secretario del sindicato, apelaron ante el señor Sergio Manuel Telica, inspector departamental del Ministerio del Trabajo en Masaya, el cual en respuesta dijo que la relación laboral de los trabajadores de las alcaldías, se encuentra regulada bajo el marco jurídico de la Ley 502, Ley de Carrera Municipal y sus reglamentos, y que en todo caso lo no previsto por esta ley será resuelto conforme la legislación civil y Ley de Servicio Civil y de la Carrera Administrativa del Estado, y en su defecto, por la legislación laboral en el artículo 141 de la Ley 502.

Por su parte, la alcaldesa Vivas dijo que sí hay despedidos y son seis.

“Nosotros tomamos estas medidas debido a la situación económica que se está enfrentando y que heredamos de la anterior administración, es por ello que no podemos pagar a trabajadores supernumerarios”, intentó explicar la alcaldesa.

Por otro lado, agregó que también lo hicieron porque se hicieron cargo de una alcaldía endeudada, y que ésta anda por más de 2 millones de córdobas.