•  |
  •  |
  • END

El diputado disidente del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Enrique Quiñónez Tuckler, acusó ayer al presidente honorario de este partido, Arnoldo Alemán Lacayo, de conocer sobre un plan para asesinar, hace varios años, a su padrino y hoy Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo.

Según Quiñónez, cuando Alemán era diputado ante la Asamblea Nacional en su calidad de ex Presidente de la República, Morales Carazo le reclamó por el presunto plan para atentar contra su vida y no ponerlo sobre aviso.

“Es el mismo vicepresidente (Morales Carazo) el que tiene que aclarar, porque yo lo escuché perfectamente y también los diputados de ese momento, si (Arnoldo Alemán) sabía y tenía información de que lo iban a asesinar”, expresó Quiñónez.

Quiñónez aclaró que el supuesto plan no es actual, sino de hace varios años, específicamente de 2002, cuando en la Asamblea Nacional se negociaba el voto 47 para desaforar al entonces diputado Arnoldo Alemán y que enfrentara el juicio por La guaca.

Vicepresidente confirma

Por su parte, el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, confirmó la denuncia de Quiñónez, sobre el supuesto plan del ex presidente Arnoldo Alemán para asesinarlo.

“Yo quisiera presumir que se trata de cuestiones correspondientes a 2002, cuando la efervescencia, pasiones (políticas) exaltadas y rencores personales se produjeron con relación al desafuero del ex presidente Alemán en la Asamblea Nacional”, expresó el vicemandatario.

Según Morales Carazo, conoció de la información a través de un “amigo en común” con Alemán, acerca de que el ex mandatario nicaragüense habría dicho que contrataría a matones guatemaltecos.

“Después confirmé esos rumores, porque la fuente que me lo dijo era confiable y se trataba de cuestiones de tipo pasionales (políticamente), temporales y circunstanciales, sin embargo, el día que se efectuó la votación para el desafuero de Alemán, llamó la atención de los medios de comunicación que había efectivos de la Policía Nacional y fuerzas especiales con armas de guerra en todo el recinto de la Asamblea Nacional”, explicó Morales Carazo.

Pese a la revelación del plan, el vicepresidente dijo que “yo olvidé y perdoné esas pasiones en aras de un espíritu de reconciliación”.