Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Jinotega

Al menos diez personas ya han sido despedidas de la Alcaldía de Jinotega con la llegada de Leónidas Centeno Rivera como “alcalde” electo por el Consejo Supremo Electoral.

Una de las despedidas fue la doctora Sonia Zeledón de Castellón, quien se desempeñaba como directora del Registro Civil de las Personas, y en su lugar fue colocado Róger Espinoza, quien era el presidente del Consejo Electoral Municipal de Jinotega, y quien está siendo acusado ante la Fiscalía Electoral por el delito de fraude electoral por el representante legal de la Alianza PLC.

Otros de los despedidos fueron el ingeniero Nahúm Estrada, del área de Servicios Municipales; Magally Torres, asistente de la gerencia municipal, una conserje y otros de pensamiento sandinista.

Mientras tanto, es notoria la incertidumbre que vive el resto de los trabajadores, quienes lucen cabizbajos porque no saben si son los que siguen en la lista de corridos.

Aunque el alcalde orteguista Leónidas Centeno no ha realizado ni la primera sesión extraordinaria del nuevo Concejo, porque los miembros de la bancada liberal no han asistido.

Total control

Ante ese vacío, Centeno maneja la alcaldía a su gusto y antojo, según manifestaron trabajadores de esa municipalidad.

Las primeras cartas de despidos entregadas, detallan únicamente que la alcaldía está rescindiendo de sus servicios, “por lo que le solicito proceda a hacer formal entrega de su cargo de conformidad a los art. 42 y 45 del Código del Trabajo”.

Magally Torres, como el resto de las personas despedidas, aseguró que recurrirá ante el Ministerio del Trabajo para demandar sus derechos, y está dispuesta a agotar todas las vías legales ante lo que considera “abusos que está cometiendo el nuevo alcalde Centeno, quien llegó prepotente y revanchista”.

Las cartas de despido son firmadas por Leónidas Centeno, pero lo que les extraña a los trabajadores es que los miembros del sindicato de esa alcaldía no se han pronunciado.