•  |
  •  |
  • END

El Vicario de la Catedral de Managua, padre Bismarck Conde, llamó ayer a los representantes de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial a que depongan sus intereses personales y prioricen los problemas más sentidos de la población nicaragüense.

El religioso reconoció que no hay un acuerdo común entre los poderes del Estado y también que hay fricciones entre los diferentes poderes, incluyendo el Ejecutivo.

Conde llamó a los diputados de la Asamblea Nacional a que busquen el diálogo como única forma de alcanzar acuerdos que beneficien a los pobres.

“No hay un común acuerdo entre los poderes del Estado, hay fricciones, frases violentas y arremetidas de unos contra otros, eso nos lleva a un estancamiento de unos contra otros, y los exhortamos a tener un común acuerdo”, dijo el prelado.

“Le pedimos a Jesucristo que nos lleva a un diálogo sincero, armonía y paz. Un diálogo que edificado nos lleve a la verdad, sólo el que tiene la verdad”, agregó.