•  |
  •  |
  • END

Los organismos de la sociedad civil le tomaron la palabra al presidente Daniel Ortega. La Unión Ciudadana por la Democracia ha convocado a una marcha a efectuarse en el transcurso del presente mes y espera que el derecho a movilizarse libremente sea respetado y que no sean reprimidos por las turbas orteguistas, como se hizo costumbre durante 2008.

Violeta Granera, Directora del Movimiento por Nicaragua, MpN, expresó que más de 130 mil nicaragüenses han respondido estampando su firma en la campaña: “¿Dónde está mi voto?”, que pide el recuento de las actas y los votos de las elecciones municipales del nueve de noviembre de 2008.

“Vamos a movilizarnos porque no es ningún delito hacerlo, porque el presidente (Daniel Ortega) ha expresado su voluntad de no seguir promoviendo la violencia en nuestro país; esperamos que haya correspondencia entre lo que dice y lo que se hace”, indicó Granera.

Firmas serán llevadas a Conferencia Episcopal

“Vamos a marchar tranquilamente, queremos soluciones, lo que se robaron se tiene que devolver”, continuó.

Indicó que la campaña de recolección de firmas de la UDC no ha concluido, pues en el interior del país hay personas que continúan estampando su firma. Indicó que las firmas tienen un alto valor moral y les da gran legitimidad
“Esto ya tiene un alto valor, nos da una gran legitimidad, la ciudadanía está demandando y exigiendo, y vamos a seguir acompañando esta petición, que se haga una revisión acta por acta de todo”, añadió.

La UCD ha llevado las firmas a varias instancias internacionales y próximamente las entregará a la Conferencia Episcopal.

“No crean que este esfuerzo va quedar sin resultados, tenemos que continuar luchando, sabemos que se quiere negociar algunos municipios con componendas oscuras; el voto no se negocia, se tiene que respetar, y no vamos a aceptar que haya un maquillado para tratar de convencer a la cooperación internacional”, agregó.

Reclaman el voto, no municipios

El MpN sostiene que la demanda que realizan es para que el voto de los ciudadanos sea respetado y para que haya transparencia en las elecciones, y no reclaman por un municipio u otro, como sí lo hacen los partidos políticos.

Sin embargo, comparten el criterio de que al menos en 40 municipios del país fue violentada la voluntad popular.

Granera indicó que el MpN también se opone a que se realicen de manera antojadiza reformas a la Constitución Política de Nicaragua.

“Nos oponemos a la reelección presidencial, las dictaduras en Nicaragua han dejado miles de muertos y han provocado la división de la familia nicaragüense”, agregó.