Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Un solo partido liberal, la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, realizaron sus primeras pláticas para la fusión de ambas agrupaciones políticas, donde además acordaron mandar la iniciativa de Ley de Nulidad de las elecciones municipales de 2008 a comisión y luego someterla a un referéndum al que nadie está obligado a cumplir.

El encuentro entre la cúpula del PLC y el Comité Ejecutivo Nacional, CEN, de la ALN, además intenta consensuar una agenda legislativa. Según el ex presidente Arnoldo Alemán, la gran ganancia de esa reunión fue conseguir los dos votos de ALN en la Junta Directiva del Parlamento para que la Ley de Nulidad pase a comisión, luego que esta bancada votara a favor del FSLN para que tomara el control de las principales comisiones.

Ese partido liberal sin apellidos, según Eliseo Núñez Hernández, deberá basarse en principios ideológicos que ambas agrupaciones compartan. Advirtió que no hay enormes avances, pues era el primer acercamiento. Núñez Hernández asegura que su salida del PLC se debió a discrepancias por el uso de los fondos de la Financiera Nicaragüense de Inversiones, FNI.

Alemán: “¿Vamos con Eduardo? No existe”

En ese momento intervino Alemán, reiterando su discurso de un llamado a olvidarse del pasado y buscar la unidad de los liberales para tomar el poder. Tal unidad, según Alemán, ya la han propuesto al Partido Liberal Independiente, PLI, pero ignoró al Movimiento Vamos con Eduardo.

“Vamos con Eduardo ya terminó, no tiene personería jurídica, no tiene nada”, expresó Alemán, luego de aceptar que la Ley de Nulidad se enrumba a un camino largo al reconocer que las resoluciones del CSE no admiten recursos. Adicionalmente, reveló que contemplan la posibilidad de revertirla con una resolución legislativa de 56 votos o someterla a un referéndum.