• |
  • |
  • END

Sueña con ser Presidente de la República, pero se conformaría con una segunda diputación en el año 2011. Heberto Cayetano Cárcamo Narváez, mejor conocido como Evert, cree que la dirigencia del Frente Sandinista debería separar la estructura organizacional partidaria de la gubernamental.

“Son dos cosas diferentes. Una cosa es el partido y otra cosa es el gobierno. En este momento no se sabe dónde termina uno y dónde comienza el otro y todo se revuelve”, expresa el diputado y ex vicealcalde de Managua.

Pero, además, Cárcamo considera que el Presidente de la República, Daniel Ortega, no está gobernando para los verdaderos sandinistas, sino para una cúpula y para los aliados.

“Hay gente que sufrió tres cuatro derrotas y siguió trabajando y luchando, con la esperanza de llegar al triunfo. Llegamos al triunfo y esa gente siente que no ha sido tomada en cuenta, gente con mucha expectativas de trabajo y de vivienda; y están molestos, decepcionados y con una esperanza incierta”, expresa Cárcamo con pesar.

¿Esta situación tiene descontentos a muchos sandinistas?

Hay gente que sí se está resintiendo y no hay peor cosa que el resentimiento, porque hay gente que no habla por temor a represalias o por que han caído en el comodismo o en el revanchismo.


¿Vos estás resentido con la dirigencia del Frente Sandinista?
No, no estoy resentido, estoy dolido. Pero quiero que nuestro partido vea los problemas internos que están pasando. Si vos ves en tu casa que te reclama tu esposa, tus hijos, tu mamá y tus hermanos porque estás dándole más y le dedicás más tiempo a otras personas que no es tu familia y que le das más cosas a otras personas que no son tu familia, ¿qué podés esperar?

¿A qué crees que se debe eso?
Se debe a que, como dice el dicho, no hay peor cuña que la del mismo palo. Hay temor de dar trabajo a los sandinistas porque esa gente es la que más va a reclamar a lo interno del partido y con derecho, y son los que no van a tapar nada, porque son honrados y no se van a prestar nunca a actos de corrupción.

Aspirabas a presidir la Comisión de Municipios del Parlamento. ¿Te sentiste excluido porque se la dieron a Agustín Jarquín?
No, no me siento excluido, porque soy miembro del Frente Sandinista…

Pero vos sabías que las comisiones fueron negociadas entre el PLC y el Frente Sandinista. ¿Vos querías ser parte de la negociación?
No. Yo quería que la comisión resolviera quién iba a ser el presidente. De todos los miembros que estábamos en la comisión, entre todos nos entendemos. No podíamos llegar con una comisión negociada de quien iba a ser el presidente.


Pero al final aceptaste la presidencia de Agustín Jarquín en la Comisión
Acepté ser miembro y soy miembro a no ser que me sacaran de la comisión y hasta ahora no me han sacada ni me van a sacar.

¿Esos problemas se han trasladado al ámbito partidario? Hemos visto sustitución de secretarios políticos en el departamento de Chinandega.

El problema empieza en el Parlamento. Aquí el Frente Sandinista tiene seis comisiones, pero hay una contradicción porque sólo dos de esas comisiones están en manos de verdaderos sandinistas que son Wálmaro Gutiérrez en la Económica, y René Núñez, en la Comisión de Modernización; y el resto de comisiones está en manos de los aliados.


Pero algo tenía el Frente Sandinista que darle a los aliados.

Sí, pero los aliados tienen cargos en el gobierno y en todas partes.

¿Estos problemas se están dando en lo interno del partido?

Nadie es perfecto; siempre habrá problemas internos en todas partes, pero eso de cambiar a uno para poner a otro es un problema del Ejecutivo...

¿Los secretarios políticos los está cambiando el Poder Ejecutivo?
Aquí deben funcionar las asambleas de base, las elecciones de los secretarios políticos y los tesoreros. Debe funcionar el Congreso…

¿Se han desactivado las asambleas de base?
Yo siento que sí, porque no hay reuniones como partido.

¿No están funcionando?

Como estructuras partidarias no estamos funcionando y por eso es que se dan estos disparos al aire y otros dan paso en falso, porque yo creo que el partido debe retomar y debe funcionar como partido.

¿No está funcionado como partido?

Yo siento que no. Está funcionando como gobierno, y eso es otra cosa.

Esa confusión gobierno-partido está creando inconformidad.

Sí. Porque por ejemplo un líder de base como yo, que vengo luchando para tener un cargo de liderazgo, la gente lo quiere ver arriba para luego recibir ayuda de ese líder.


¿Significa que la inconformidad partidaria viene de la falta de cumplimiento de la dirigencia en los cargos de gobierno?
Yo diría que no, porque un cargo no te hace más ni menos líder.


Pero acabás de decir que la gente quiere ver a su líder en un cargo público.

Sí, pero…En el caso mío la gente quiere ver a un sandinista real en un cargo. Por ejemplo la primera vez que quise ser candidato a alcalde pusieron a Herty Lewites y era aliado; el segundo, (Dionisio Marenco) fue sandinista, y el tercero (Alexis Arguello) es un aliado.

Y encima, cuando me ponen en la lista de candidatos a diputados, me ponen a mí de segundo y de primero ponen a Agustín Jarquín, otro aliado. Ahora quiero ser el presidente de la Comisión de Municipios después de ser miembro dos años y no me lo permiten, y ponen de presidente a un aliado que ni siquiera ha sido miembro de esa comisión. ¿Cómo tomarías eso vos? A mí me duele.


¿No creés que sea una estrategia del FSLN para mantener contentos a los aliados y que no se le desgrane la bancada en el Parlamento?
Pero es que a un aliado lo reponés al día siguiente…

¿Cómo?

Con un sandinista, vos no podés…
Agustín Jarquín es diputado y no lo van a reponer así no más.

Pero tampoco… Si yo no pido que los aliados se vayan ni pido que los aliados no estén con nosotros. Yo estoy cediendo, pero el Frente Sandinista ha cedido muchas veces y todo el tiempo vive cediendo. Yo lo que quiero es que valoren a aquellos compañeros militantes de base y que quieren trabajar por reconstruir este país y a aquéllos compañeros que han luchado para llegar al poder y que desde el poder quieren ayudar a la población.

Nuevas estructuras partidarias

Evert Cárcamo no siente que deba abandonar el partido y cree que aún puede cambiarlo desde adentro. Dice admirar a Daniel Ortega a quien le guarda un gran respeto por su liderazgo político.

Sin embargo, aún cree que Ortega puede cambiar su forma de gobernar, para responder a las demandas de los sandinistas, pese a que se han creado estructuras gubernamentales con ribetes meramente partidarios como los Consejo del Poder Ciudadano, CPC.


¿Creés que los CPC puedan llegar a suplantar a las bases del partido?
Es que los CPC son movimientos comunales.


Pero han tenido mucha influencia en las decisiones partidarias
Sí, pero es, yo creo…Es que mirá…Comités de liderazgo sandinistas y CPC, todos son casi lo mismo y yo quiero que el partido funcione como partido porque así se desarrolla cada líder de base.


¿Y el CPC es parte de la estructura partidaria?
Hay CPC que sí.


¿Ya oficialmente?, porque tendrían que reformar los estatutos
Es decir, mirá, yo lo que te quiero decir es que...no sé si me logro explicar lo que te quiero decir. Una cosa es un partido que funcione como partido, es decir, la estructura que vos tenés en tu casa, no es la misma que tenés en la empresa o en tu trabajo.

La estructura de tu casa tiene un objetivo, por ejemplo la unión familiar, la superación familiar, darle a tus hijos una mejor educación y una mejor formación para que se conserve como familia. Y en el trabajo tenés otra estructura, aunque seás jefe y esa diferencia deberíamos hacerla.

¿No existe esa diferencia en este momento?

No existe actualmente y es sano que esa diferencia exista, por los nuevos líderes que vienen surgiendo para que se vengan formando con una ideología verdaderamente sandinista, porque actualmente hay falsos sandinistas.


¿Se ha confundido la estructura partidaria del Frente Sandinista con la estructura gubernamental?
Yo creo que esto es un gallopinto con papas y chorizos, y un poco de cosas.

¿Ha perdido su identidad el Frente Sandinista?

El Frente debe retomar su identidad como partido y otra cosa es como gobierno; porque el partido alimentará al gobierno, así no perdés al partido y al gobierno. Creo que deben ser dos fuerzas que se complementan y se fortalecen para que unidas hagan una solo fuerza.


¿Hay una intención de frenar el surgimiento de nuevo liderazgo sandinista?
Así es.


¿Esta inconformidad se podría ver reflejada en diferentes corrientes en el futuro cercano?
Quiero aclarar que no es inconformidad de mi parte, no estoy resentido...

Pero estás dolido, lo dijiste.

Dolido es una cosa. Estoy dolido porque todas las aspiraciones que he tenido no las he podido concretar. Porque donde mí llega mucha gente sandinista con necesidades y que me pide que le ayude.


¿El gobierno de Daniel Ortega ha olvidado a su gente sandinista?
Tal vez no olvidado, pero sí la ha descuidado y creo que no se está gobernando para los sandinistas.


¿Te ha comentado esas personas que se sienten decepcionadas del gobierno?
No. Ellos lo que quieren es participación, a parte del deseo de resolver algún problema que tiene, como la falta de trabajo.


¿Insisto, veremos en un futuro cercano diferentes corrientes dentro del Frente Sandinista?
No. Yo lo que creo es que en el Frente Sandinista hay muchos diablos y es poco el agua bendita. Lo que pasa es que hay muchos líderes políticos que ya han caducado.

¿Considerás que Daniel Ortega ya caducó como líder?

No, porque Daniel Ortega es un líder social y yo me considero un líder social; el mundo requiere de líderes sociales y no de líderes políticos.

Pero hay una percepción de que no está gobernando bien.

Yo en ese aspecto defiendo a Daniel Ortega, porque él solo no lo va a hacer todo

¿Vos te definís como un líder político?
Yo me considero un líder social que quiere ayudar a la gente. Quizás soy un soñador romántico; soñador, pero palmado.


¿Cómo te ven dentro del Frente Sandinista o dentro de la bancada, como un líder político o como un líder social?
Me ven como alguien controversial, me ven como un irredento y levanta masas.

Vos reflejás una imagen que reclama en los medios, pero al final terminás haciendo lo que el partido dice. Lo vimos cuando apareciste declinando a favor de Alexis Argüello.

Vos qué harías en mi lugar.

Te lo pregunto a vos porque vos estás dentro del partido.

Muchas veces en tu casa quieren que te vayás y hasta te querés ir.

¿El Frente quería que te fueras?

No. Me refiero a que a veces en una familia el padre o la madre quiere irse, pero no lo hacen porque aman a su familia y se quedan.