•  |
  •  |
  • END

Eduardo Montealegre empezó a recorrer ayer el país para crear la “coalición democrática de una verdadera oposición”, acompañado por Álvaro Somoza Urcuyo, el sobrino del dictador Anastasio Somoza Debayle, quien tomó la palabra para abogar “por la democracia que le enseñaron sus padres”.

Somoza Urcuyo es hijo del ex presidente Luis Somoza Debayle (1957-1967), quien asumió el mando del país luego del ajusticiamiento de Anastasio Somoza García (1937-1956). Desde el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, en 1979, Somoza Urcuyo radica en Estados Unidos.

En las elecciones presidenciales donde resultó vencedor el mandatario Daniel Ortega, Somoza Urcuyo apoyó al liberal José Rizo, candidato por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), organización política de la que ayer en un mitin en Río Blanco se confesó decepcionado, porque su líder, Arnoldo Alemán, “está entregando el país al sandinismo”.

Según una portavoz del Movimiento Vamos con Eduardo, que lidera Montealegre, Somoza fue recibido entre aplausos y al hablar ante el público aseguró que no buscaba cargos y que sólo está apoyando a esta facción liberal “para evitar que los sandinistas destruyan al país, y porque Montealegre es la opción que lucha por la democracia”.

Otra vez: “Todos contra Ortega”

Montealegre, por su parte, pidió a los presentes, entre ellos miembros de la contra-revolución, que “olviden las diferencias”.

“Yo les pido a cada uno de ustedes que levanten la bandera de la democracia y de la verdadera oposición y que lleven ese mensaje a cada uno de los municipios, que se olviden de la diferencias, que sepamos decir quien es nuestro verdadero enemigo: es Daniel Ortega y el entreguismo”.

Montealegre anunció la creación de una “coalición antipacto” para fortalecer a la oposición días después de informar que se sumaba al Partido Liberal Independiente (PLI). Empezó en Río Blanco por ser una plaza considerada voto duro liberal.