•  |
  •  |
  • END

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, recibió el respaldo del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en relación a su propuesta de reformas a la Ley del Salario Mínimo y algunas objeciones a la Ley de Vivienda Digna, tras una reunión con el Comité Ejecutivo Nacional, CEN, con el que el organismo empresarial inició un proceso de cabildeo.

El Cosep propone que la negociación del salario mínimo sea una vez al año y no dos veces, como está estipulado actualmente en la ley. Para ello pretenden que se reformen 13 artículos en los cuales, entre otros aspectos, se establecerá que el aumento salarial sea al inicio de año y que haya equidad en la discusión, de tal forma que haya claridad entre los interlocutores. En este caso serían los empleadores asociados a la Organización Mundial del Comercio y los sindicatos de trabajadores afiliados a la Organización Mundial del Trabajo, OIT.

Según el presidente del Cosep, José adán Aguerri, tal modificación no será en detrimento de los ingresos de los trabajadores, pues los cálculos se harán en base a los mismas variables establecidas actualmente en la Ley
“No hay ningún traslado de costos al trabajador, lo que se está pidiendo es que haya una sola negociación al año. Que lo reciban (el aumento salarial) a priori y no a posteriori”, señaló Aguerri.

Garantizar el empleo que ya existe

Según Aguerri, con las reformas a Ley del Salario Mínimo pretenden mantener las plazas de trabajo en medio de la crisis económica para que con la estabilidad que genere se hagan aumentos más acordes con la realidad del país.

“Ésta es una situación que se ha venido planteando desde que el presidente Ortega ha venido tomando aumentos salariales sin tomar en cuenta la productividad y la competitividad del país. Si no pregúntense qué piensan los miles de desempleados de la Zona Franca. La mejor manera de garantizar empleos es asegurar el que ya existe”, afirmó Aguerri.

En cuanto a la Ley de Costas, de interés para el sector turístico, Aguerri se mostró confiado en que sus peticiones han sido incorporadas a los artículos consensuados en la comisión de municipios, donde se discuten sus reformas.

Privados no quieren control

Respecto a la Ley de Vivienda, el líder empresarial reveló su desacuerdo sobre un posible control de las utilidades y los precios en las viviendas que están consignados en la iniciativa de Ley de Vivienda Digna. Adicionalmente se mostró de acuerdo en que exista un Consejo Nacional de la Vivienda, pero que debe haber integración vinculante del sector privado.

“No estamos a favor de ningún tipo de control como lo establecen todavía dos numerales de esta ley. Viviendas sí, pero quiebras no, es importante también cómo se va a manejar el tema de las indemnizaciones”, advirtió Aguerri.

El presidente honorario del PLC, Arnoldo Alemán, le manifestó su apoyo y la solidez de sus 25 diputados.