•  |
  •  |
  • END

Por considerarlo “descarado”, los magistrados del FSLN de la Sala Penal se niegan a aceptar el proyecto de sentencia elaborado por sus colegas liberales a favor de el ex alcalde de El Ayote, Eugenio Hernández, condenado por el asesinato de la periodista María José Bravo.

Aunque el caso no se ha puesto en agenda, según una fuente de la Secretaría de la Sala Penal, de manera informal los magistrados han conversado del tema en las reuniones de sala de los lunes.

Según un asesor del FSLN, el proyecto de sentencia de los liberales es cambiar la tipificación del delito de asesinato por exposición de personas al peligro con resultado de muerte, tipificado en el antiguo Código Penal de 1974 y que establece una pena de seis a 12 años de prisión.

“Ni quisiera ver el caso”

Dicho artículo señala que quien ponga en peligro la vida o salud de alguna persona, y a consecuencia de ello ésta resultare muerta, tendrá pena de seis a 12 años de presidio.

El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y miembro de la Sala Penal, Rafael Solís, dijo escuetamente que aún no le han enviado el proyecto, pero sí es en ese sentido lo rechazará porque no tiene futuro. “Realmente ya ni quisiera ver el caso”, expresó Solís.

Hernández fue condenado a 25 años de prisión por el asesinato de Bravo, ocurrido el nueve de noviembre de 2004, en la entrada principal del Centro de Cómputos, que funcionaba en el Instituto Nacional “Josefa Toledo de Aguerrí”, en Juigalpa, donde un grupo de personas reclamaba por los resultados de las elecciones.

El juez de primera instancia impuso la condena tomando como prueba fundamental el testimonio del perito Marvin Quintero, quien afirmó que el disparo efectuado por Hernández fue directo y que no existió la posibilidad de que el arma se haya disparado producto de una caída.

Lo que dice la defensa

La defensa de Hernández sostuvo en la audiencia de casación en diciembre su tesis de la bala saltarina. Según la defensa, el revólver que llevaba Hernández en un bolso de malla se disparo sólo cuando cayó al suelo, rebotó en la pared y después en el cuerpo de Maria José.

Sin embargo, la Fiscalía ha rebatido que al hacer la prueba de caída constataron que tal teoría de la bala saltarina no existe.

El cambiar la tipificación del delito a Hernández le permitirían obtener la libertad con prontitud, pues ya tiene cuatro años de condena cumplidos. Sin embargo, algunos magistrados, como Sergio Cuarezma y Solís, han sostenido que se han comprometido con la madre de la periodista a no dejar en libertad al asesino de su hija.