•  |
  •  |
  • END

Con la mediación del diputado José Pallais Arana, los dirigentes liberales Eduardo Montealegre y Arnoldo Alemán Lacayo acordaron una “tregua política”, lo que significa no más ataques personales ni institucionales, sin embargo, los “inconformes con la unidad liberal” -–de uno y otro lado-- enfilaron sus cañones contra Pallais Arana, a fin de anular el acuerdo.

Pallais confirmó que medió entre Alemán y Montealegre para cesar los ataques verbales entre ambos dirigentes, así como entre la dirigencia del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y del Movimiento “Vamos con Eduardo”.

No obstante, ayer el vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, volvió a arremeter contra el movimiento denominado “Coalición Democrática Opositora”, conformado por Montealegre y otros dirigentes hasta hoy desconocidos.

Los descontentos

Sin mencionar nombres, el diputado José Pallais Arana dijo que el acuerdo ya tiene algunos inconformes de ambos lados. “Es gente que sólo le interesa figurar y que sabe que con la verdadera unidad liberal no van a poder seguir figurando, y sus posibilidades de reelegirse en una diputación se disminuyen”, expresó Pallais.

Pallais admitió que esas personas dentro del PLC y del movimiento “Vamos con Eduardo” han arreciado sus ataques hacia su persona y el acuerdo de tregua con el fin de evitar la unidad.

Por otra parte, el “cese del fuego” no incluye a Enrique Quiñónez, pero Pallais dijo que no es nada deliberado; más bien, agregó que Quiñónez se autoexcluyó de las decisiones del PLC.

Mientras tanto, Quiñónez desconoce los términos y alcances del acuerdo político, pero aseguró que no cesará en sus críticas a la dirigencia de su partido por lo que considera la continuidad del pacto con el Frente Sandinista.