Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

En una postura estrictamente pragmática, dirigentes del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, desecharon la posibilidad de que el partido resulte perjudicado políticamente por la situación jurídica de su presidente honorario, Arnoldo Alemán, recluido desde el pasado jueves 13 de diciembre en su casa-hacienda El Chile, mediante la confirmación de los 20 años de prisión por seis delitos, incluyendo el lavado de dinero.

“Si un general se muere, quedan otros cinco para continuar la guerra”, dijo el jefe de bancada del PLC, Maximino Rodríguez, al referir que la ausencia de Alemán en las reuniones del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, en nada perjudican el trabajo partidario, y tampoco representa un peligro para el PLC. Desde hace más de un año, Alemán llevaba la voz cantante en estas reuniones.

Rodríguez recordó que el PLC tiene una dirección colegiada. “Los partidos políticos son instituciones con vida infinita conforme a la ley, las personas somos transitorias, así que (la situación jurídica de Alemán) no nos afecta, porque el partido tiene sus estructuras y vamos hacia delante”, enfatizó.

Toma distancia

Pese a que “la defensa de los derechos de Alemán” se convirtió en una prioridad del CEN, la dirigencia del PLC está analizando la crisis institucional en una dimensión más amplia que “la simple prisión” del ex mandatario. Según Rodríguez, la sentencia de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua en contra de Alemán, es sólo una parte de esa crisis.

“Nosotros estamos viendo la crisis a nivel de país, no a nivel individual. El doctor Alemán tiene sus abogados y deben estar haciendo su trabajo”, enfatizó.

En general, los dirigentes liberales no parecen muy preocupados por la suerte de su “máximo líder”, ni por el destino del partido producto de esa situación, y así lo dejó claro el primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro.

“Alemán no es el PLC”

“Hay que aclarar una cosa, Arnoldo Alemán no es el PLC. Las personas somos intrascendentes; hoy estamos y mañana no. El partido tiene que sobrevivir independientemente de que se vaya quien se vaya”, expresó Navarro.

Navarro insistió en que el PLC no va a desaparecer por el simple hecho de que se vaya o desparezca físicamente uno de sus dirigentes, así sea un líder de la talla de Alemán. “Alemán hace falta en las reuniones del CEN, porque es un dirigente que aporta, pero por su ausencia no significa que nos vamos a sentar en la calle a llorar”, señaló.