Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, impidieron ayer una sesión plenaria en el Parlamento en la que se pretendía aprobar el Protocolo de Entendimiento entre el Gobierno y la transnacional distribuidora de energía Unión Fenosa, según el cual el Estado de Nicaragua tendrá una participación accionaria del 16 por ciento y uno de los cinco puestos en el Consejo Directivo de la empresa española.

Los legisladores liberales se presentaron al Parlamento, pero no se registraron oficialmente; mientras el diputado independiente, Salvador Talavera Alaniz --quien el martes pasado sí hizo quórum-- no se registró, obligando al presidente del Poder Legislativo, René Núñez Téllez, a suspender la sesión.

A la par de sus colegas del PLC, que exigen el trámite de la iniciativa de Ley de Nulidad de las Elecciones Municipales, los diputados de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, encabezados por Eduardo Montealegre, tampoco hicieron quórum.

Sin embargo, uno de los miembros de la Junta Directiva del Parlamento nuevamente confirmó que el verdadero reclamo del PLC es por la reducción presupuestaria a varias Organizaciones No Gubernamentales afines a ese partido político, algo que fue negado rotundamente por el secretario ejecutivo de la bancada del Frente Sandinista y primer vicepresidente de la Comisión Económica del Legislativo, José Figueroa.

Talavera insiste en coima

Mientras los diputados del FSLN esperan el retorno al país del independiente Mario Valle Dávila para completar el quórum y aprobar el Protocolo de Entendimiento, el legislador Salvador Talavera Alaniz insistió una vez más en que los liberales tienen su propio acuerdo con el FSLN para respaldar el acuerdo con la transnacional española.

Talavera aseguró que en la sesión del martes, el diputado liberal Francisco Aguirre Sacasa le confirmó al jefe de bancada del FSLN, Edwin Castro, que los votos estaban listos para aprobar el Protocolo.

El costo político

“Lo que pasa es que los señores del PLC no quieren pagar el costo político que significa aprobar un convenio de esa naturaleza”, expresó.

Según Talavera “alguien (del PLC) está recibiendo beneficios o están negociando otros tipos de beneficios que no son los intereses del país y que otros paguen los platos rotos”.

La bancada del PLC ha asumido una posición dual respecto al Protocolo. El diputado Wilfredo Navarro señaló, por un lado, que el convenio con Unión Fenosa tiene aspectos positivos, pero por el otro alega que su bancada decidió abstenerse durante la votación, sin dar mayores explicaciones.


Mundo insólito en Asamblea: Suplente y propietario ocupan curules
Ary Neil Pantoja
Por primera vez en la historia del Poder Legislativo, un diputado propietario, junto a su respectivo suplente, comparte escaños. Evertz Cárcamo Narváez y su suplente, Rita del Socorro Fletes Zamora, asumieron ayer curules diferentes. Mientras Cárcamo estaba en su puesto, Fletes, que no es suplente de Agustín Jarquín Anaya, lo sustituyó sin que hubiera sido habilitada para ascender en la suplencia.

El suplente de Jarquín, Elías Chévez Obando, fue nombrado consejero político en la embajada de Nicaragua en Bolivia, así que tampoco podía sustituirlo, por lo que el jefe de bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, Edwin Castro, habilitó a Rita Fletes en el cargo tomando una atribución que ninguna ley se la da.

El primer secretario del Parlamento y diputado del PLC, Wilfredo Navarro, calificó de ilegal la maniobra, alegando que Fletes no puede ser suplente de Jarquín porque Elías Chévez no ha renunciado al cargo y, ante la falta del diputado propietario, esa curul debe quedar vacante.

El magistrado-diputado

Navarro reaccionó molesto al recordársele que en igual situación se encuentra el diputado Luis Ulises Alfaro Moncada, quien era suplente del hoy magistrado de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Gabriel Rivera Zeledón.

Navarro se niega a entregarle a Alfaro Moncada su acreditación como diputado propietario, alegando que Rivera Zeledón se encuentra “con un permiso especial” de la Primera Secretaría para ejercer la magistratura del máximo tribunal y que, por ende, en cualquier momento puede regresar al Parlamento.