•  |
  •  |
  • END

Ya sin personalidad jurídica y con muy pocas probabilidades de recuperarla al no encontrar respuestas en la Corte Suprema de Justicia, CSJ, ni en el Consejo Supremo Electoral, CSE, el Partido Conservador prefiere organizar sus estructuras a unirse a la coalición anunciada por el diputado opositor Eduardo Montealegre.

Azalia Avilés, Presidenta del PC, consideró una propuesta poco seria y sin sustento de la realidad a la llamada coalición opositora, pues no ve ningún grupo de partidos, sino los mismos allegados de Montealegre.

“Yo veo lo mismo, no veo nada nuevo, si de unificar a los liberales se trata, más bien los divide, deberían buscar cómo unificarse. Pensamos que vamos a preparar nuestras estructuras de campaña para participar más adelante en nuestra casilla cuatro, lo dudo que nos sumemos, no vemos ninguna realidad. ¿Cual coalición?”, señaló Avilés.

Analizar primero

La lideresa sustenta su rechazo al movimiento de Montealegre, pues considera que no es serio en sus planteamientos, puesto que su lucha en contra del pacto parece circunstancial y no consecuente. Avilés señaló la alianza de Montealegre con el PLC, con el cual, según ella, el dirigente liberal cayó en la trampa del pacto.

“Todo debe ser planificado, hay que hacer un estudio serio de los posibles aliados, no podés empezar a correr antes de caminar, no podemos andar dando tumbos y decir: ‘Ahora me equivoqué’”, consideró Avilés.

La presidenta del partido verde recordó que fue el PLC el que solicitó la desaparición del PC y del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, por lo que también señaló a Montealegre de ser responsable de esa solicitud.

No sabemos de negociación con el FSLN

Por otro lado, asegura que durante fueron aliados de Montealegre no supieron de negociaciones con el Frente Sandinista, tal como lo señala el PLC, pero que si estuvo en desacuerdo en que con sorprendente rapidez reconocieran los resultados sin obtener el ocho por ciento de los votos.

Por el momento, asegura que sus estructuras se están capacitando, para ello han enviado a jóvenes y mujeres a capacitaciones de liderazgo a El Salvador y Chile.

El PC fue aliado de Montealegre en 2005 y decidió participar solo en su casilla luego que este último se aliara al PLC. En 2004 corrió bajo la casilla diez de la Alianza por la República, APRE, disidencia liberal a fin al gobierno del entonces presidente Enrique Bolaños.