•  |
  •  |
  • END

Los magistrados liberales del Consejo Supremo Electoral, CSE, José Marenco y Luis Benavides, denunciaron ayer la “ilegal destitución” del presidente del Consejo Electoral Departamental, CED, de Chinandega, a través de un trámite meramente administrativo.

Según ambos magistrados, la destitución del funcionario debió hacerse con el consentimiento de cinco magistrados y mediante una sesión ordinaria para abordar el tema; sin embargo, reclamaron que eso no sucedió y el presidente de CED de Chinandega simplemente recibió una carta de la Dirección de Recursos Humanos del CSE como si se tratase de un trabajador cualquiera.

Marenco y Benavides denunciaron que la decisión fue tomada por los magistrados sandinistas, a fin de nombrar en el cargo a un miembro de su partido en aquel departamento del occidente del país. Ambos magistrados anunciaron que pedirán una reunión de urgencia al presidente del CSE, Roberto Rivas, a quien solicitarán un informe al respecto.

Pedirán resultados

Por otra parte, por mandato del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, ambos magistrados exigirán al presidente del Poder Electoral la publicación de los resultados del ocho por ciento de las Juntas Receptoras de Votos, JRV, cuyos resultados de las elecciones generales de 2006 se desconoce, a pesar de que ha pasado ya más de un año desde que se realizaron los comicios.

Según el vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, es necesario conocer los resultados de ese ocho por ciento, para saber si la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, o el PLC es la segunda fuerza política.

Conforme con la Ley Electoral, el partido político que resulte en primer lugar en un departamento o municipio en los últimos comicios generales, le corresponde presidir los CED, los Consejos Electorales Municipales, CEM, y las Juntas Receptoras de Votos, JRV, respectivamente.

El partido que quedó en segundo lugar le corresponde el primer miembro, y el que quedó en tercer lugar, el segundo miembro conforme con los resultados electorales. El reclamo del PLC gira en torno a que con los resultados del ocho por ciento que aún no se conoce se definirá a qué partido de la oposición le corresponde cada cargo.