•  |
  •  |
  • END

Jinotega
Hay muchos sandinistas descontentos por los problemas que el FSLN ha enfrentado en este departamento. ¿Cómo piensa atraer a ese sector?
Hemos hablado de formar un equipo multidisciplinario que sea influyente. A veces los problemas se dan porque en alguna medida el ser humano es intolerante y cada quien quiere respuesta a su medida, y eso es difícil.

Sin embargo, si uno abre los espacios y escucha los planteamientos de la gente, sin ser demagogo, se puede resolver el ciento por ciento de las cosas, solo el hecho de abrir ese espacio le permite a uno tomar mejores decisiones y resolver más problemas.

¿Dónde comienzan y terminan las obligaciones del nuevo secretario político?.

El secretario político es el representante del presidente o del gobierno, y hay un equipo político, social y económico que coordina el secretario. Se trata de que las acciones que el gobierno impulsa funcionen de acuerdo a lo planificado.

Se está haciendo buen trabajo. La zozobra era creada por las “bolas”, hay quienes andan detrás de unas cosas y otros de otras, y ahí andan las “bolas” dando vueltas, pero lo oficial es que no vamos a correr a nadie, no hemos hablado de eso, más bien; estamos revisando cuáles han sido las interioridades de los programas, cómo se están desarrollando y buscar las mejores opciones.

¿Y qué harán con los funcionarios que han cometido errores?
Si hay un error hay que revisarlo y enmendarlo, lo importante es que las cosas caminen.

Yo soy del criterio que no es corriendo a todo el mundo que se van a mejorar las cosas, simplemente es de revisarlas y dejarle las oportunidades a la gente para que mejoren y tengan la capacidad de enmendar los errores.

La razón de participar y hablar con todos ellos es conocer a fondo las interioridades y los detalles que están atrasando el desarrollo de los programas, porque hay algunos de mucha sensibilidad que de repente no se informa de ellos a la población debidamente.

¿Qué opina usted de quienes piensan en el gobierno que no es correcto darle información a los medios porque son “adversarios”?
Creo que debe haber una relación de reciprocidad, los medios son un poder de Nicaragua y representan la voz del pueblo frente a los hechos y noticias todos los días, jamás puedo pensar o se me ha ocurrido pensar que el político debe ser enemigo de los medios, todo lo contrario, si manejamos una relación de respeto e informamos todo lo bueno que hay y criticamos lo malo para mejorarlo, indiscutiblemente que vamos hacer eternos amigos.

Se ha dicho que la Alcaldía de Jinotega será regresada al PLC. ¿Qué significaría esto para el FSLN?.

He leído algo de eso en los medios, pero realmente no he puesto mucha atención, no veo razón de actuar de esa manera cuando las autoridades nacionales ya han tomado una decisión. No tengo un comentario de fondo.

¿Qué hará usted para que la población no vea un gobierno sólo para los del FSLN?
Nos hemos reunido con todos los delegados políticos municipales para aclarar y definir la metodología y filosofía en que queremos enrumbar el trabajo. Estamos justamente en la reestructuración del comité departamental.

La tercera tarea será reunirme con los delegados para acabar con la incertidumbre y todas las bolas y crearle a la gente un ambiente de seguridad y trabajo.

Estamos creando el marco de respeto institucional y con todos los actores sociales del departamento.

No veo por ningún lado tener problemas porque mi relación ha sido amplia con todos los sectores. Mi intención es establecer una relación amplia con la población de Jinotega, porque la población son todos.

¿Incluyendo a la Iglesia?

Las iglesias, católica y evangélica, son sectores sumamente importantes de la población y si nos remetimos a la fe de nuestra gente. En su momento trataré de hablar con el obispo y su Diócesis hasta donde me sea posible, porque estoy en toda la disposición de escucharlos y hacer una agenda en conjunto, donde podamos participar y nuestra colaboración sirva para avanzar, expresarle al obispo que cuente con nosotros y todos los sectores que tengan intervención en el desarrollo de Jinotega.

No vamos a escatimar esfuerzos ni razonamientos porque aquí no hay posiciones radicales, estamos abiertos a conversar y a escuchar a todos los segmentos.

¿Cómo hará para que los programas del gobierno lleguen a todos los sectores?
Estamos claros de que los problemas de la sociedad son grandes y somos un departamento de productores; nuestra lucha será gestionar recursos para reactivar la producción, pensando en generar empleos porque sólo así la población resolverá sus problemas.

El programa Usura Cero está dirigido a los más pobres, estamos claros que no son programas que van capitalizar a la gente, pero sí se garantizarán el alimento y que puedan vender. Usura Cero le provee a la mujer operaciones comerciales. No estamos pensando en resolver todos los problemas pero sí vamos a aprovechar la voluntad del gobierno para beneficiar a los productores, para que éstos puedan generar empleo.

Soy partidario de que la sociedad la construimos todos. En lo productivo, la empresa privada, los productores pequeños, es decir todos tienen opiniones y todos tienen problemas y a todos hay que escucharlos.

¿Quién es Juan Ramón Obregón?

Juan Ramón Obregón Valdivia, cariñosamente conocido como “Monchito”, hijo de padre matagalpino y madre esteliana, pero nacido en el hospital de Jinotega hace 51 años, es el nuevo secretario político departamental del FSLN en Jinotega, y aunque tiene toda una vida de militar en este partido es la primera vez que le asignan un cargo de tal naturaleza.

Aunque por 35 años se ha desempeñado en el sector privado, como ingeniero agrónomo, su mayor fortaleza parece estar en su disposición, carisma, perspectiva, notabilidad, mentalidad abierta y franca.

Para Obregón, “las decisiones se toman en consenso, ésa es mi filosofía, la que me ha dado éxito en la vida”.

Dice estar abierto y dispuesto a escuchar a todos los sectores y abrir las puertas para aquellos que se habían retirado del partido por desacuerdos internos.

Trabaja con el Frente Sandinista desde 1974 y es la primera vez que ocupa un cargo político. En los años 80, el FSLN le asignó abrir sucursales del Banco Nacional de Desarrollo en Matiguás, Río Blanco y Rancho Grande.