Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La bancada del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en la Alcaldía de Managua solicitó a la Contraloría General de la República, CGR, auditar la forma en que se aprobaron más de 96 millones de dólares sin control alguno destinados a la ejecución de 46 proyectos en la capital
Según los liberales, la medida tomada por la mayoría orteguista en el Concejo, es válida únicamente en caso de una emergencia municipal, que en todo caso debía ser aprobada por el Comité de Prevención, Mitigación y Atención de Desastre, algo que tampoco hizo el alcalde.

El argumento de los concejales está sustentado en el artículo cuatro de la Ley 262, Ley de Contrataciones Municipales, que en el literal F señala que sólo “cuando existan razones de emergencia y desastre que requieran de decisiones y actuaciones inmediatas”, podrá acudirse a el recurso de “modalidad de materias excluidas”, que no es el caso solicitado por el alcalde Alexis Argüello.

Alerta sin desastre

Según los liberales, Argüello no podía emitir declaración de alerta municipal si el Comité de Desastres no lo sustentaba, por lo que en todo caso señalaron que la única vía legal que les quedaba era enviar la solicitud de Argüello a la Comisión de Finanzas, Presupuesto e Infraestructura, para que presentara un dictamen al Concejo para su aprobación o rechazo.

Los liberales piden que los resultados de esa posible auditoría sean entregados a todos los miembros del Concejo de Managua.

La alcaldía de Managua aprobó el año pasado un total de 157 obras de progreso, el 29 por ciento, es decir, 46, serán ejecutadas a discreción del alcalde. Los del FSLN se impusieron en el Concejo con su mayoría de 13 a siete concejales liberales, de los 20 miembros que conforman el máximo órgano de decisión de la municipalidad.