•  |
  •  |
  • END

Se trataba de hablar sobre la política exterior del gobierno, pero de repente el diputado parlacénico y Secretario de Relaciones Internacionales del FSLN, Jacinto Suárez, salió con una pregunta imprevista: “¿Y quién dice que sólo tiene un período el presidente Ortega?”

Para zafarse del tema de la reelección empezó a criticar a los “confrontativos” medios de comunicación y a hablar sobre el síndrome de negación que a su juicio padecen, y del que al parecer él se ha contagiado.

“¿Cuántos escándalos de corrupción han destapado ustedes en este gobierno, de grandes tráficos de influencia, de grandes millones? ¿Cuántos han destapado y cuántos destaparon en los gobiernos anteriores?”, pregunta el diputado, quien en esta entrevista habla sobre la Europa “colonialista” y las nuevas estrategias del gobierno.

¿Qué espacios ha ganado el Frente en el ámbito internacional tomando en cuenta que estando en el gobierno ha tenido diferencias con la Unión Europea?
Hay que distinguir que las diferencias del Frente y el gobierno con Europa no son exclusivas de Nicaragua. Esas contradicciones son propias del momento que vive el mundo (…).

La contradicción Nicaragua-Europa, Nicaragua-Estados Unidos, tiene una misma raíz, hay sus matices diferentes, Venezuela tiene contradicciones con Europa, Cuba tiene contradicciones con Europa. Todos tenemos contradicciones de diferentes matices y diferentes momentos con la Unión Europea como tal, porque tiene un acuerdo de política exterior común, sin embargo, a nivel bilateral la situación cambia drásticamente.

El conflicto hay que verlo en un contexto más global para no llamarnos a engaños.

Explíqueme los matices de ese conflicto

En primer lugar hay que decir una cosa, los europeos creen todavía que somos colonia. Ellos creen que tenemos que hacer exactamente lo que ellos dicen (…).

Pero el concepto de democracia de ellos está, querámoslo o no, más avanzado, más perfeccionado…
Ellos tienen sus valores de democracia, y precisamente me estás dando la razón, sus valores de democracia están basados en su realidad histórica (…). Todavía se sienten metrópolis muchos de ellos a la manera de hablar (…).

¿Por estas razones desecha todas las recomendaciones sobre democracia que pueden darnos?
Así es. Es totalmente diferente. Ahora, a propósito del Acuerdo de Asociación hablan de diálogo político, entonces vos decís, voy a sentarme a conversar, pero los valores de democracia, los valores de derechos humanos son los de ellos, no los tuyos.

Te voy a poner un ejemplo muy palpable. La situación de las cárceles de Europa no puede ser la misma que la de la Cárcel Modelo, entonces si vos me venís a medir la Cárcel Modelo con los patrones europeos, muy difícilmente podrás igualarlos, para ellos eso es una barbaridad (…).

Pero diputado, por muy colonialistas que sean, la realidad es que necesitamos la cooperación y ellos nos criticaban específicamente lo que ocurrió en las elecciones municipales, las denuncias por fraude y las inconformidades de la oposición…
¿Hicieron alguna crítica de las elecciones de Estados Unidos cuando Bush? ¿Verdad que no? Ahora, lo de las elecciones hay que verlo de la siguiente manera…
Tome en cuenta que Estados Unidos no recibe ni necesita cooperación de Europa.

Ah, ¿entonces quiere decir que yo te doy dinero para que vos hagás lo que yo digo? ¿Es cooperación o es subvención? Pregunto yo, ¿qué cosa es?
¿Y usted cree que existe la cooperación que no está condicionada?
Te voy a decir otra cosa, la cooperación depende también de los requerimientos que tiene un país para subsistir. Una familia no tiene para vivir porque no le han dejado la oportunidad de trabajar adecuadamente (…).

Voy a recurrir a un término de la derecha, limosneros internacionales nos llamaban porque los sandinistas andábamos pidiendo plata por todos lados, y ahora nos están reclamando que volvamos a ser limosneros, que vivamos de la ayuda externa.

¿Cómo un país pobre como Nicaragua pretende dejar de ser limosnero? ¿Cuál es la estrategia?
La estrategia existe. Se está creando una nueva situación en América Latina, los países del Sur se están uniendo y por primera vez todos estos países pobres han juntado sus riquezas al servicio de una causa común. Nosotros apostamos al Alba, a nuevas relaciones económicas, a incentivar la producción (…).

En la situación de guerra que teníamos (en la década de los ochenta), nosotros no teníamos capacidad de producir, entonces la cooperación de aquellos años hacía caminar al país, pero ahora la situación es totalmente diferente, ahora sí podemos echarlo a andar: tenemos la cooperación del Sur y la voluntad de que este país produzca y camine.

¿El Alba sustituirá la dependencia que tenemos de otros países?
No, el Alba nos dará las condiciones para que nosotros mismos podamos subsistir. Esa es la diferencia, la cooperación del Alba no te la da para sujetarte, sino para que te desarrollés (…).

Nosotros apostamos a eso y a buscar otro tipo de mercados, otro tipo de alternativas (…).

Pero hay dos discursos: por un lado, está el suyo, y por otro el de aquellos a los que les toca buscar dinero para el Presupuesto y que están viendo si se va a retornar la ayuda.

Es que estamos en un momento de transición entre un viejo modelo y un nuevo modelo. Entonces todavía estamos necesitando de alguna cooperación, si la brindan bien y si no, veremos cómo diablos le hacemos.

Obviamente nadie desprecia la cooperación, pero no queremos que vengan a decirte, ‘si no hacés esto no te doy’.

“Cómo diablos le vamos a hacer”, esa frase es incierta

No, no, no. Tenemos que buscar otra fuentes, no es una irresponsabilidad porque no se trata de ser irresponsable(…) La mayor prueba de cooperación, incuestionable, es la de los países del Sur, es la recuperación energética (…).

Usted me decía que nadie ha despreciado la cooperación, pero vimos al vicecanciller Coronel Kautz ofendiendo y al mismo presidente Ortega hablando de “inmundicias”, calificó, además, de migajas la cooperación europea.

¿Inmundicias? Cuando lo dijo fue a la señora Mosca: Las moscas se paran en las inmundicias porque la señora Mosca quería ser la presidente de este país. No se refería a la cooperación, se refería a la actitud política de un personaje.

Ella te quería decir cómo lo tenías que hacer, cuándo lo tenías que hacer en nombre de la Unión Europea. Esa cooperación condicionada políticamente es con la que no estamos de acuerdo.

¿Dónde, entonces, se abrirá espacios el país? ¿Rusia, Irán?
Estamos muy lejos de Irán, pero aquí se están abriendo nuevas posibilidades de cooperación con Rusia y tengo certeza de la voluntad política de los dirigentes rusos (…).

¿Esa voluntad política en qué se traducirá para beneficio de la población?
En inversión, en trabajo. Los iraníes han dicho que van a invertir, y lo van a hacer. Lo que pasa es que cada vez que escuchan inversión piensan que va a venir al día siguiente y no es así, no puede ser (…).

Los rusos, por ejemplo, han demostrado interés en algunos proyectos que podrían ser factibles, por ejemplo, quieren comprar cacao nicaragüense y si la producción de cacao es lo suficiente, ellos podrían montar una fábrica de cacao aquí. (…)
¿Los resultados concretos se verían ya terminando el período del presidente Ortega, entonces?
Algunos sí, algunos no, otros podrían ser antes… ¿Y quién dice que sólo tiene un período el presidente Ortega?
No hay reelección inmediata en la Constitución.

¿Y quién dice que sólo el presidente Ortega puede continuar ese proyecto? Ese es un proyecto nacional, no personal. Ésa es la base también de estar discutiendo el famoso fraude electoral. Aquí se han puesto de espaldas a una realidad que está caminando: la inversión social que se está haciendo.

Por ejemplo, sería interesante que EL NUEVO DIARIO hiciera un reportaje sobre los recién alfabetizados, pero no hablan de eso.

¿No cree usted que el Gobierno tenga culpa también que no se vea lo bueno que hace porque se empecina en resaltar la parte negativa? Vemos al presidente con un discurso duro…
¿Y ustedes, los medios, los tratan suave? ¿Verdad que no? Lo que pasa es que ustedes creen que tratar bien al gobierno es hacer loas y no es cierto. Todo el mundo quiere una prensa crítica, pero una cosa es una prensa crítica y otra cosa es una prensa confrontativa, y una prensa confrontativa es como la de ustedes (…).

El clima está polarizado y esto en parte lo ha propiciado el gobierno…
¿Pero por qué sólo el gobierno tiene la culpa?
En parte, en parte, le dije…
En los medios existe la negación. Te decía lo de la Cruzada Nacional de Alfabetización. Los operados de la vista, hay 50 mil. ¡50 mil hay!
Eso se saca en los medios…
Yo nunca lo he visto destacado a ocho columnas (…) No sacan nada porque les parece que sacar algo positivo es volverse oficialista y ésa es una realidad. Entonces caminan de espaldas a la realidad y buscan la confrontación, por eso es que nosotros hablamos de la desestabilización, porque la desestabilización es la negación, que es la línea de los medios, de la legítima autoridad de un gobierno. Aquí no existe ninguna autoridad legítima.

Ahora, fíjese en otra cosa, ¿cuántos escándalos de corrupción han destapado ustedes en este gobierno, de grandes tráficos de influencia, de grandes millones? ¿Cuántos han destapado y cuántos destaparon en los gobiernos anteriores?
Ah, ¿están en competencia…?
Alemán y Bolaños tiene récord de corrupción. El gobierno de doña Violeta lo ponen como inmaculado y no es cierto.

Está padeciendo usted también el síndrome de la negación entonces, no está recordando las publicaciones durante los gobiernos anteriores, y ya que lo menciona, le recuerdo el caso Tecnosa y el tráfico de influencias…
Ríe.

“Integración CA está en nuevo momento”

Según Jacinto Suárez, la integración Centroamericana vive un nuevo momento. Hasta las reuniones dejaron de ser una oportunidad de los presidentes para conversar sobre temas anodinos.

“Ahora están discutiendo los problemas del área y están tomando medidas para aterrizar algunas disposiciones comunes”, afirma.

¿Cómo está avanzando el proceso de integración centroamericana?
Antes era una actividad social la de los presidente, firmaban una declaración y se iban. Hoy no. Ahora están discutiendo los problemas del área y están tomando medidas para aterrizar algunas medidas comunes. En el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) hay un nuevo momento.

Aquí se está buscando cómo hacer cuentas en común de cosas de carácter social, el medicamento. ¿Qué pasaría si todas las repúblicas logran una política común de adquisición de medicamentos? Se abarata, el insumo agrícola se abarata (…) Está caminando (el proceso de integración), lo que pasa es que tenía muchos años de postración, pero los gobiernos están participando de manera activa.

¿Qué otro plan está en camino para beneficiar a la población centroamericana en su conjunto?
(…) Hay otras propuestas más que andan caminando sobre preservación del medio ambiente, sobre la defensa del Golfo de Fonseca, hay otras más, pero te aterrizo dos.

¿Cuáles son las metas del presidente Ortega durante la presidencia pro-témpore del SICA?
En primer lugar hay un tema pendiente que es la revisión integral del sistema. Aquí habían un montón de organismos de integración que nadie sabe ni qué hace y que consumen presupuesto.

La revisión de los mismos organismos que ya existen, la Corte Centroamericana de Justicia, la Secretaría de Integración Centroamericana (…), no para destruirlas sino para potenciarlas.