•  |
  •  |
  • END

El ex candidato a la Presidencia de la República, Edmundo Jarquín, manifestó que su nombre estaba a disposición de una candidatura a la Alcaldía de Managua a favor de una alianza o del Bloque contra la Dictadura, que ha expresado su desacuerdo contra el actual gobierno, siempre y cuando dicha agrupación haya construido una credibilidad y confianza frente a la ciudadanía en todos los municipios del país.

Recordó que en la primera semana de diciembre de 2006, cuando aún no asumía el actual Presidente de la República, anticipó la importancia de las elecciones municipales de 2008 en torno a que serán una oportunidad a mitad del período del Gobierno, para que la ciudadanía se pudiera pronunciar otra vez, no sólo en términos de elegir a sus autoridades municipales, sino de establecer un juicio político sobre la Administración del mandatario Daniel Ortega.

Y en ese contexto dijo que su nombre servía para que los managuas pudieran lanzar un claro mensaje político sobre lo que estaban pensando y opinando.

“Si vamos divididos, vuelve a ganar Ortega”

“Si vamos divididos, Daniel Ortega con su minoría del 30 por ciento vuelve a ganar, y segundo, que es necesario construir confianza y credibilidad. Lo más importante es que en los primeros meses del año próximo, marzo a más tardar, el Bloque contra la Dictadura fortalezca el clima de confianza y credibilidad, concretar las alianzas que se están buscando a nivel nacional”, apuntó.

Jarquín consideró que proponer una candidatura única no sólo es viable, sino que necesaria.

Aseguró que estaría dispuesto a declinar su candidatura ante otro postulante de concretarse esa unidad, aunque abordado sobre si lo haría si el candidato es Eduardo Montealegre, respondió que es muy prematuro hablar sobre eso.