•  |
  •  |
  • END

El partido Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, analiza la posibilidad de apoyar el cambio de sistema de gobierno presidencialista, a uno parlamentarista, a través de las reformas constitucionales, siempre y cuando el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, y el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, respalden una modificación electoral que garantice a los “partidos pequeños” acceder a una diputación.

El jefe de la bancada ALN, Ramiro Silva Gutiérrez, confirmó ayer la intención de su partido de respaldar las reformas constitucionales, aunque señaló que “aún estamos considerando si apoyamos o no el cambio de sistema de gobierno”.

Silva se mostró decidido a respaldar esa modificación de la Constitución siempre que, a través de una reforma a la Ley Electoral, se restablezca el cociente electoral como forma de elegir a los diputados nacionales, y se elimine el sistema de la media mayor, tal como lo establece la actual legislación.

Según Silva, el método de la media mayor no garantiza que partidos pequeños accedan a una diputación, mientras que a través del cociente electoral hay más posibilidades de obtener un escaño legislativo.

Acortar período municipal

La otra parte de la propuesta de ALN es que a través de la correspondiente reforma constitucional y electoral, se reduzca a tres años el período de las autoridades edilicias elegidas durante los controversiales comicios del nueve de noviembre de 2008, “como una manera de lavarse la cara” ante la opinión pública nacional e internacional “por el desastre de esa elección”.

Agregó que su partido impulsará una moción para que en las elecciones nacionales de 2011 se incluyan, además del presidente y vicepresidente y diputados nacionales y departamentales, los cargos de alcaldes, vicealcaldes y concejales. A juicio de Silva, en tiempos de crisis financiera es mejor que las elecciones presidenciales y municipales se junten en una sola.

Recordó que resultaría extremadamente caro para el país tener tres elecciones consecutivas, en alusión a los comicios regionales del próximo año 2010, las nacionales de 2011 y las municipales de 2012.

“No a la unidad liberal”

Después de la ruptura de la semana pasada, el próximo viernes los representantes de ALN se volverán a reunir con sus colegas del PLC, pero no para hablar de la “unidad liberal”, sino para negociar una “alianza” de cara a las elecciones nacionales de 2011.

Silva señaló que la directiva nacional de ALN decidió no “unificarse” con el PLC, sino ir a los comicios nacionales en calidad de aliados. “Ni ALN ni el PLC quieren perder su identidad como partido político, así que la unidad está descartada”, expresó.

En tanto, ante la insistencia del primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro Moreira, de impulsar la iniciativa de Ley de Nulidad de las Elecciones Municipales de 2008, Silva dejó claro que no respaldarán la propuesta.

“Se les ha mandado a los dos miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional que pertenecen a ALN, no respaldar esa ley”, enfatizó Silva.

Ramiro Silva