•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos préstamos para el sector de generación de energía  y uno para el Ministerio de Educación fueron dictaminados ayer favorablemente por la Comisión de Economía Producción y Presupuesto de la Asamblea Nacional, para ser aprobados la próxima semana en el plenario del parlamento.

Uno de los financiamientos lo otorga el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y es de US$ 6.7 millones para la construcción de la Subestación Central de Energía en Managua, una obra calificada como “sustancial para mantener el servicio de carga de energía eléctrica en el centro de la ciudad capital”, según Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión de Economía y Presupuesto.

“Este proyecto permitirá mantener la carga eléctrica en una zona donde pronto se terminará de construir el nuevo estadio nacional de beisbol,  que aumentará el uso de energía. En este sector hay muchos edificios comerciales y está el Hospital Militar”, destacó Gutiérrez.

La ejecución de esta obra estará a cargo de la Empresa Nicaragüense de Transmisión Eléctrica (Enatrel) y la subestación se ubicará 300 metros al sur de la gasolinera Petronic–Bolívar.

Mientras el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desembolsará a Nicaragua US$93.3 millones, de los cuales US$17 millones se designan como financiamiento no reembolsable para la inversión en la exploración de energía geotérmica. Estos fondos serán ejecutados por el Ministerio de Energía y Minas en proyectos de estudios de factibilidad para la exploración en la zona del volcán Cosigüina.

“Estamos haciendo todos los estudios correspondientes de lo que son fuente renovable, en este caso de la parte geotérmica con los fondos que acabamos de aprobar con el BID y Corea para seguir fortaleciendo el desarrollo de las fuentes renovables”,   dijo Salvador Mansell, ministro de Energía y Minas al salir ayer de una reunión de consulta con la Comisión de Economía y Presupuesto.

PARA EDUCACIÓN RURAL

Por su parte, el Banco Mundial  financiará US$5 millones para mejorar la capacidad de gestión del Ministerio de Educación (Mined) en las zonas rurales, donde se pretende mejorar la retención escolar.

“Este préstamo es para dar continuidad a la formación de maestros y profesores de multigrados,  para la infraestructura escolar y mobiliario en las escuelas del área rural, está ligado a la retención escolar, se financia el material educativo y las mochilas escolares que contribuyen a la calidad de la educación y a que los niños no abandonen las aulas de clases”, señaló Francis Díaz Madriz, viceministra de Educación.

Además de los tres préstamos dictaminados ayer, el plenario aprobará la próxima semana dos decretos de financiamiento  para los cuales la Presidencia de la República solicitó un “trámite de urgencia”.

Uno es de US$70.4 millones otorgados por el BCIE para ejecutar el VI Proyecto de mejoramiento de carreteras y otro es de US$87 millones que desembolsará el BID para el Programa de Integración Vial que contempla el mejoramiento de caminos en la Costa Caribe.