•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asamblea Nacional aprobó acuerdos de préstamos firmados por el estado de Nicaragua con distintas instituciones financieras por la suma de US$978.4 millones de dólares en este año.  

Solo el martes pasado, el plenario del parlamento avaló un total de US$312.6 millones en concepto de desembolsos para el país y que son parte del gran total presentado ayer por la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del parlamento. 

La presidencia de la República remitió el pasado 12 de diciembre un nuevo acuerdo de crédito con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y pidió un trámite de urgencia para su aprobación en el parlamento. Este empréstito asciende a  US$67 millones y es para financiar el mejoramiento de la carretera Panamericana Sur.

Un total de 58.13 kilómetros de carretera serán mejorados en los trayectos Nejapa-El Crucero-Diriamba-El Crucero-Jinotepe-Diriamba y Nandaime-Jinotepe. Esta ruta es importante para los transportistas de cargas nacionales e internacionales. La aprobación de este proyecto se sumó a otros de mantenimiento que se habían previsto desde la semana pasada. 

En total los diputados aprobaron el pasado 12 de diciembre tres acuerdos de crédito con carácter de urgencia, y tres más que fueron dictaminados por la Comisión de Producción Economía y Presupuesto de la Asamblea, redondeando la cifra de US$312.6 millones. 

Tres desembolsos son para el mantenimiento vial y dos para generación de energía, destacando el crédito del Banco Interamericano de Desarrollo por una cifra de US$76.3 millones para la exploración de energía geotérmica en el volcán Cosigüina. 

Reforman Ley de Variación de Tarifa Eléctrica

El plenario también aprobó con 76 votos la reforma a la Ley de Variación de la Tarifa Eléctrica para los consumidores que “establece como uno de sus principales puntos la revisión mensual de la tarifa por parte del Instituto Nicaragüense de Energía”, valoró el diputado Wilfredo Navarro, tercer secretario de la junta directiva del parlamento.  

La reforma establece una disminución en el precio de referencia al consumidor por megavatios hora, bajando de US$240.80 a US$207.38, y hace una redistribución de los fondos asignados para mantener la reducción de la tarifa para los consumidores, la lucha contra pobreza y el pago a la deuda adquirida para mantener estable el suministro eléctrico. 

Los fondos que se adquieran por concepto de ahorro en la compra del búnker, el 55.5 se destinarán a la reducción de la tarifa, un 19.3% se dirigirán a combatir la pobreza y el 25.2% se ocuparán para el pago de la deuda.