•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La presidenta del Parlamento Centroamericano (Parlacen), la panameña Priscilla de Miró, consideró que “falta mucho” para que los ciudadanos de la región centroamericana puedan circular sin necesidad de controles de visado en los ocho países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

El SICA termina hoy una reunión de los jefes de Estado miembros de este organismo y “el tema migratorio preocupa a Panamá, pero en realidad es un aspecto  regional”, dijo la presidenta del Parlacen. 

Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Belice y República Dominicana integran el SICA, pero solo cuatro de ellos aplican un convenio conocido como CA-4, que otorga a los hondureños, nicaragüenses, salvadoreños y guatemaltecos una libre circulación en los territorios de estas cuatro naciones presentando sus cédulas de identidad ciudadana. 

El Parlacen forma parte del sistema del  SICA, junto a la Corte Centroamericana de Justicia y una serie de consejos y  secretarías técnicas. La reunión de los jefes de Estado miembros del Sistema de Integración termina hoy con el traspasado de la presidencia pro tempore de este organismo que Nicaragua hará a Costa Rica. 

“Respaldamos el CA-4 y vamos a seguir trabajando para lograr el CA-8,  pero en este momento creo que todavía falta mucho (para aplicarlo), aunque debemos seguir trabajando en el tema”, agregó de Miró.

“Panamá ha apoyado el paso de los migrantes por nuestro país, en realidad es un tema que preocupa a toda la región y definitivamente hay que revisar los controles migratorios y la atención a los migrantes y sus derechos humanos”, recalcó la presidenta del Parlacen. 

SEGURIDAD FRENA AL CA-8

Gilberto Manuel Succari, diputado panameño en el Parlacen, consideró “importante revisar bien el esquema migratorio. En Panamá se está viendo a muchos extranjeros, Panamá está teniendo mucho tráfico y hay que evaluar los permisos migratorios”. “A veces utilizan el tema migratorio para cosas que no son legales y más en el tema de la delincuencia y la corrupción, hay que evaluar cuáles son los permisos que se están dando, porque principalmente el tema migratorio lo están utilizando más (en sentido) negativo que positivo”, valoró Succari.  Succari señaló que “en este momento en Panamá se está dando por el tema migratorio mucha delincuencia, muchas cosas y (que las originan) más  gentes que son de afuera y no nacionales, hay que revisar bien el tema migratorio, por este problema migratorio se complica (el CA-8) pero hay que hacer la revisión”. En la reunión de jefes de Estados miembros del SICA Panamá estará representada por Isabel de Saint Malo de Alvarado, vicepresidenta de ese país que se espera llegue hoy a Managua.

Lea: Parlacen pide a Trump regularizar situación de inmigrantes