• Taipei |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Oficina Presidencial de Taiwán aclaró que la presidenta Tsai Ing-wen se reunirá con el presidente nicaragüense Daniel Ortega Saavedra durante su visita a Centroamérica, aunque no se haya incluido en el itinerario oficial.

Tsai también se entrevistará con los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, durante su viaje a Centroamérica del 7 al 15 de enero, indicó hoy, en rueda de prensa, el portavoz presidencial, Alex Huang.

“Definitivamente habrá una reunión entre Tsai y Ortega”, dijo Huang, ante las preguntas de la prensa, extrañada de que no se incluyese en el itinerario cuando uno de los objetivos de la visita es asistir a la toma de posesión del mandatario nicaragüense.

ITINERARIO

Según el itinerario oficial de la gira centroamericana, difundido hoy, Tsai partirá el 7 de enero y llegará a Honduras el 8 de enero.

El 9 de enero, Tsai se reunirá con el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, para luego partir hacia Nicaragua, donde asistirá a la ceremonia de investidura de Ortega, el 10 de enero.

El 11 de enero, Tsai llegará a Guatemala, donde mantendrá conversaciones con el presidente Jimmy Morales, intercambiará condecoraciones y asistirá a un banquete estatal en su honor.

El 12 de enero, Tsai se dirigirá a El Salvador, donde al día siguiente se reunirá con el presidente de ese país Salvador Sánchez Cerén, según el itinerario.

En sus vuelos hacia y desde Centroamérica, Tsai realizará escalas en Estados Unidos, en Houston el 7 de enero y en San Francisco, el 13 de enero, durante las que se reunirá con taiwaneses residentes en Estados Unidos y visitará industrias tecnológicas.

La presidenta taiwanesa tiene previsto regresar a Taiwán en la noche del 15 de enero, conforme el itinerario oficial.

REFORZAR LAZOS

El viaje de Tsai busca reforzar los lazos con 4 de los 21 aliados diplomáticos de la isla, de los que 12 están en el bastión diplomático de Latinoamérica y el Caribe, en un momento en que se intensifican las tensiones con China.

“Mi visita no solo consolidará los lazos de amistad, sino que también elevará la moral de los diplomáticos en el frente. Y más aún, mostrará al mundo la determinación de Taiwán”, dijo Tsai, en declaraciones en vísperas del Año Nuevo.

La presidenta isleña acusó a Pekín de alejarse de “la calma y racionalidad” y de volver al “sendero de la división, coerción, e incluso amenaza e intimidación a Taiwán”, en declaraciones de fin de año.

China pidió a Estados Unidos que no permitiese las escalas de Tsai, exige a sus aliados que no mantengan lazos oficiales con Taiwán y reclama la soberanía y el control sobre la isla, que rechaza ese reclamo.