•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega instó desde ayer a sus partidarios a que no se desmovilicen porque “deben ganar” las elecciones nacionales de 2011, durante un discurso violento y confrontativo en el que calificó a los opositores que marcharon en diferentes municipios del país como “enemigos” que quieren derrocar a su gobierno.

“Tenemos que seguir con la misma fortaleza; el enemigo sigue siendo el mismo, no nos podemos confiar, el enemigo está movilizado, tiene sus planes para tratar de derrocar al gobierno de Unidad y Reconciliación, no acepta al gobierno de los pobres, quiere volver al poder”, expresó en el acto con que el FSLN supuestamente inició el festejo por los 30 años de la Revolución Sandinista.

Dichos festejos fueron calificados por los opositores y miembros de organizaciones de la sociedad civil como un método de intimidación del gobernante, quien ayer aseguró que sus “enemigos andan conspirando con fuerzas externas para sacarlo del poder porque no quieren que llegue a las elecciones de 2011”.

Enseguida agregó: “Pero están equivocados, éste es un pueblo rebelde que no se amedrenta, que no se vende, que no se rinde. Tenemos que seguir movilizados porque en noviembre de 2011 tenemos que estar preparados para ganar las elecciones y no nos arrebaten las conquistas”.

Ortega hizo un recuento histórico sobre la lucha guerrillera contra la dictadura de Somoza, y se detuvo para referirse a las marchas: “Aquí no se permitían manifestaciones y (el pueblo) era reprimido con balas por la genocida guardia somocista, era una verdadera carnicería, como la del 23 de julio del (año) 59 en León, cuando asesinaron a balazos a cinco estudiantes”.

Acusaciones van y vienen

¿Dónde está mi voto?, preguntaron ayer los opositores que reclaman por las irregularidades ocurridas en las elecciones municipales, pero por la tarde Ortega, ante una concurrencia sandinista, se fue directo contra el ex candidato a alcalde de Managua, Eduardo Montealegre, a quien acusó de haber planeado un fraude al Estado y volteó la pregunta: “¿Dónde están esos 17 mil 500 millones de córdobas?”

“En 16 años hicieron desaparecer 17 mil 500 millones; ¡se los robaron!, ¿y quien estuvo al frente de esa operación, del más grande robo con los famosos Cenis? Un banquero que fue ex ministro de Hacienda del gobierno oligárquico, neoliberal, él fue el que hizo todo el plan para despojar a Nicaragua de 17 mil 500 millones (de córdobas), ¿dónde están los que andan gritando dónde está su voto? No se los quiso dar”, exclamó.

La amenaza fue clara. “Nosotros seguimos preguntando dónde están esos 17 mil 590 millones. Que respondan ante la justicia, ¡ese robo fue brutal, la justicia está esperando!”, expresó el mandatario en referencia a Montealegre, quien tiene una resolución de responsabilidad penal y administrativa emitida por la Contraloría por la emisión de los Certificados Negociables de Inversión, Cenis, que dejaron un perjuicio al Estado por más de 600 millones de dólares.

Movilización permanente

Países europeos y la Comisión Europea se han manifestado sobre la situación sociopolítica en Nicaragua, pues posteriormente a las elecciones municipales los opositores quisieron marchar y grupos afines a Ortega los repelieron violentamente.

“Nosotros tenemos que estar movilizados permanente con el Poder Ciudadano... todos juntos movilizados para seguir promoviendo proyectos sociales en beneficio de los pobres... Tenemos que seguir movilizados en la lucha para salvar nuestro país por las condiciones económicas, en luchas electorales, porque el próximo año son las elecciones en las regiones autónomas”.

Arengas en plena campaña

El mandatario concluyó el acto motivando a la concurrencia como en sus mejores épocas de campaña.

“¿Cuál es nuestro compromiso en saludo al 30 aniversario de la Revolución? ¿Nos vamos a quedar sentados? ¿Callados? ¿Nos vamos a acobardar?”, y la gente le contestó que no. “¿Vamos a luchar? ¿Vamos a combatir? ¿Vamos a trazar nuevas victorias?” y al unísono todos contestaron: “¡Sí!”