•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El vicepresidente a la Comisión de Gobernación de la Asamblea Nacional (AN), diputado Filiberto Rodríguez López, dijo este jueves que “no es prioridad de la bancada sandinista reformar la Ley de Tránsito” para reducir los niveles de accidentalidad en las vías. 

“Lo que se diga respecto a reformar esta ley, de bajar o aumentar el costo de las multas por infracciones de tránsito, es pura especulación”, señaló Rodríguez López.

“Escuché dos ideas al respecto, una de Maximino Rodríguez (PLC) que plantea reducir el costo de las multas y otra de Wilfredo Navarro (FSLN) que propone aumentarlas, pero solo son ideas “, agregó.

NO ES OFICIAL

El legislador explicó que “como bancada sandinista tenemos nuestra agenda, nuestras prioridades y no las hemos discutido. Las ideas planteadas sobre La Ley (de tránsito) todavía son particulares, no son oficiales ni de la bancada sandinista ni de la comisión de Paz Defensa y Gobernación”, reiteró el legislador.    

Rodríguez manifestó su “preocupación por la mortalidad en los accidentes pero no puedo correr y decir es culpa de la ley y hay que reformarla. Apostamos a que el Ministerio de Educación sea el que conduzca la parte educativa y se está educando bastante, nosotros esperamos a largo plazo los resultados, que los niños tengan la posibilidad de tener otra conducta frente a las carreteras”. 

EDUCACIÓN VIAL

Por su parte, la diputada sandinista Jenny Martínez, presidenta de la comisión de Infraestructura y Servicios Públicos de la AN comentó que la “Ley de Tránsito con sus reformas y la aplicación de multas es prácticamente reciente (desde 2014) y el Gobierno trabaja en la educación vial, mejorando las carreteras, ampliando las vías y reforzando la operatividad de la Policía. La compañera Rosario Murillo ha señalado el trabajo conjunto para ver de qué forma se disminuyen los accidentes”.

“No sé si sea conveniente hablar de incrementar más las multas o reformar la ley, porque la Ley de Tránsito ya fue casi reformada en su totalidad, incluso, en el momento en que entró en vigencia la ley, había muchas quejas, muchas demandas de la población en el sentido de que eran muy altas las tasas o multas por diferentes infracciones de tránsito”, consideró Martínez. 

PROBLEMA CULTURAL

El asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, opinó que más que mano dura con los conductores se necesita una nueva cultura de tránsito en el país.

“Así vi en los periódicos que dicen los nuevos diputados que vienen con mano dura. Yo creo que efectivamente se requiere ser enérgico en la aplicación de las leyes, pero sobre todo se requiere de todos nosotros un mayor esfuerzo de comunicación y capacitación”, opinó Arce.

En ese sentido instó a los medios de comunicación a dar a conocer también “elementos positivos que vayan formando una nueva cultura”.

Ejemplificó que en otros países del mundo nadie parquea su vehículo precisamente en frente del lugar al que va, sino que lo hace en un parqueo, pero en Nicaragua a todo mundo le gusta estar parqueado enfrente del lugar.En Nicaragua las personas que tienen un terreno libre podrían hacer negocios al convertirlo en parqueo.