• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Organización de Estados Americanos (OEA) acordó con el gobierno de Nicaragua trabajar en conjunto para depurar el padrón electoral y buscar mecanismos que “fortaleczcan jurídicamente la aplicación de la norma constitucional sobre tranfuguismo político”.

Luis Almagro, el secretario general de la OEA, y el gobierno nicaragüense, dieron a conocer hoy los resultados de la mesa de conversación e intercambio constructivo que se estableció desde 2016.

Al respecto, ambas partes acordaron que trabajar por un período de tres años en cuatro aspectos clave:

  1. A más tardar el 28 de febrero ambas partes firmarán un memorando de entendimiento para definir los aspectos técnicos de trabajo.
  2. En el memorando se establecerá el trabajo a seguir de cara a las elecciones municipales de 2017, incluido el perfeccionamiento del sistema de representación política y mecanismos que lo fortalezcan jurídicamente.
  3. Buscar mecanismos y normativas que fortalezcan jurídicamente la aplicación de la norma constitucional sobre tranfuguismo político, con determinación en la actuación y procedimientos de cada uno de los poderes del Estado de Nicaragua.
  4. La OEA se compromete a buscar cooperación internacional para ejecutar las tareas acordadas.

El documento oficial fue firmado este viernes por Denis Moncada, Canciller de Nicaragua, y por Almagro, según una copia oficial divulgada por la OEA y el gobierno nicaragüense.

La mesa de conversación e intercambio constructivo entre el gobierno de Nicaragua y la OEA se instaló desde el 20 de octubre de 2016.

En ese contexto, Almagro estuvo en Nicaragua el primero y el dos de diciembre pasado. El objetivo de la mesa es analizar “el proceso político electoral con miras a lograr la mejor armonización entre el ordenamiento jurídico nacional y las obligaciones que surgen de los instrumentos jurídicos interamericanos”.