•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Partidos políticos del chavismo y de la oposición venezolana tuvieron una inusual coincidencia, al calificar de "inaceptables" las condiciones para su reinscripción ante el Poder Electoral y exigir flexibilizarlas.

"Las condiciones para que el proceso sea viable son inaceptables, hubo una posición unánime entre todos los partidos, más allá de la posición política", dijo a la AFP Juan Carlos Caldera, representante de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ante el Consejo Nacional Electoral (CNE). 

Representantes de varios partidos del chavismo y la oposición se reunieron este jueves con autoridades del CNE, quienes les dijeron que evaluarán sus demandas.

Un total de 59 organizaciones oficialistas y opositoras tendrán que relegitimarse entre el 18 de febrero y el 23 de abril, anunció esta semana el CNE, pues no participaron en las dos últimas elecciones o no lograron al menos 1% de los sufragios.

Al haber participado en los últimos comicios y superar los votos necesarios, ni el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ni la MUD deberán reinscribirse, pero sí todos los partidos que integran esta coalición por no haber participado en las elecciones con sus distintivos.  

Estas agrupaciones deberán obtener firmas por un mínimo de 0.5% del padrón electoral en 12 estados, en un máximo de dos días (14 horas) por agrupación, para lo cual serán habilitadas 390 máquinas biométricas, que consideran insuficientes.

Los partidos del chavismo que no están conformes son los pequeños, como Patria para Todos. "Es difícil y complejo suponer que en pocas horas se pueden conseguir esas firmas. El CNE debe analizar el tema logístico y operativo", dijo a periodistas Ileana Medina, diputada de esa agrupación. 

"Es un esfuerzo muy grande en un tiempo muy restringido. Titánico e imposible", coincidió Juan Barreto, fundador de Redes, otro partido chavista pero crítico del Gobierno.

Aunque la MUD está habilitada, el chavismo ha pedido su ilegalización por supuestas irregularidades en el proceso de un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, anulado en octubre por el Poder Electoral.