•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

El subcomisionado Carlos Hernández, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, de Chinandega, confirmó a EL NUEVO DIARIO que recibieron denuncia por lesiones del diputado liberal Luis Callejas Callejas contra los militantes orteguistas Luis Lindo, Director Departamental del Ministerio de Salud; Fernando Loáisiga, dirigente de la Federación Nacional de los Trabajadores, FNT, y Juan Alberto Torres, Secretario del Concejo de Chinandega.

El jefe de la DAJ aseguró que también recibieron denuncia de la liberal Silvia Padilla, a quien activistas orteguistas lesionaron la cabeza por lo que ameritó le realizaran ocho puntadas, y destruyeron los vidrios de su vehículo.

Además de Luis Rafael Gasteazoro Rivas, lesionado con piedras y tubos de lanzamorteros, y un familiar del militante sandinista Benjamín Urrutia, quien perdió el ojo izquierdo en la reyerta.

Pasarán caso a la Fiscalía

El subcomisionado Hernández afirmó que como existen varias denuncias elaborarán un expediente completo de los sucesos ocurridos la mañana del sábado último para remitirlo al Ministerio Publico, instancia que decidirá si admite o desestima la causa.

Agregó que llamarán a Lindo, Loáisiga y a Torres para conocer su versión.

Dijo que como se trata de una riña tumultuaria no tienen identificadas a las personas que provocaron las lesiones y los daños materiales, por lo que recogerán las pruebas para establecer la responsabilidad de los autores materiales.

El diputado Eduardo Montealegre, quien junto a varios legisladores de la Bancada Democrática acompañó el martes último a Callejas Callejas al despacho del jefe interino de la Policía de Chinandega, Lee Edwin López, afirmó que defenderán la democracia, “no nos detendrán, defenderemos la democracia para no satisfacer el ego de Daniel Ortega, que está politizando los poderes del Estado, incluyendo la Policía y el Ejército. Ante el mundo Daniel Ortega quedó muy mal. Me comunicaré con la primera comisionada Aminta Granera para que se investigue a fondo”.

Entre los heridos había 13 policías, incluyendo el inspector Luis Blanco, además de cuatro pobladoras de Corinto.