•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) aseguró que "las intensas movilizaciones de victoria y de reclamo" tras las elecciones presidenciales del pasado domingo "ponen en peligro la unidad de Ecuador" y llamó a los actores involucrados a un diálogo para solucionar sus diferencias.

"El Ecuador está viviendo momentos difíciles por las intensas movilizaciones de victoria y de reclamo, fruto de los resultados electorales proclamados, que pone en peligro la unidad de nuestro país. ¡La paz está realmente en peligro!", sostuvo la CEE en un comunicado.

La CEE calificó de "controvertidos" los resultados que dieron como vencedor al oficialista Lenín Moreno (AP, izquierda) por una diferencia inferior al 2.5% con el 99.75% de votos escrutados y reconoció "incondicionalmente el pleno derecho que tiene el pueblo ecuatoriano de conocer la verdad".

Para la CEE, el Consejo Nacional Electoral (CNE), "respaldado por el Gobierno nacional, tiene el deber de asegurar a la parte política que se sienta afectada todas las facilidades para impugnar los mencionados resultados y de acudir, sin exclusión alguna, a las instancias legalmente previstas para hacer valer sus razones".

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) Juan Pablo Pozo, aseguró que serán atendidas todas las objeciones, impugnaciones y apelaciones que se presenten cumpliendo con los requisitos legales.

El candidato opositor por el movimiento Creando Oportunidades (CREO), Guillermo Lasso, defendió poco después de conocerse los primeros resultados la misma noche de las elecciones, que el proceso fue fraudulento, acusaciones rechazadas desde el CNE.

Nuevo recuento

Lasso anunció que pedirá un nuevo recuento, voto a voto.

Desde la CEE sostienen, siempre según el comunicado, que "a fin de que la verdad pueda manifestarse" desde AP y CREO "tienen la obligación de comprometerse para que, en la más pulcra transparencia, sean entregadas al pueblo las pruebas a favor de la veracidad de los resultados, o, en su defecto, las de su eventual falacia".

Para ello llaman de forma "imprescindible" a comenzar "de inmediato" un diálogo que permita "el pleno esclarecimiento de la verdad y así volver enseguida a la calma y a la tranquilidad en las calles de nuestras ciudades".

Defienden que "jamás la violencia, tanto del poder como de la oposición, serán el camino para la paz, el desarrollo y la democracia en el marco del auténtico bien común" y reiteran su llamado a la paz y a la unidad nacional.  Lasso, cifró el supuesto "fraude" en las elecciones del 2 de abril en 1,795 "actas irregulares" que, según dijo, corresponden a 592,350 votos.

César Monge, presidente nacional del movimiento Creando Oportunidades (CREO) que lidera Lasso, indicó que esa formación revisó 37,495 actas de un total de 39,983 que corresponden al territorio nacional, lo que representa el 95.3% del total.

Según él, 32,878 de estas actas concuerdan con el archivo plano entregado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que le da el triunfo a Lasso.

"Lo raro es que solo el 4.7% restante (del total de actas) cambió la historia del país, lo cual es matemáticamente imposible" sostuvo Monge.