• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) declaró este jueves “que los asuntos de orden interno deben ser resueltos por los nicaragüenses, lo que hace imperativo la adopción de medidas para evitar (que la Nica Act) se convierta en ley” en los Estados Unidos.

Este proyecto de ley fue reintroducido el miércoles por 25 congresistas en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, con la intención de bloquear fondos a Nicaragua en algunos organismos internacionales donde el gobierno estadounidense tiene poder de veto.

AmCham indica que la posible aprobación de la Nica Act en el Senado afectaría el “clima de negocios, la inversión extranjera y el desarrollo económico” de Nicaragua.

Para que la Nica Act sea ley y entre en vigencia tendría que ser aprobada primero por la Cámara Baja, luego por el Senado y después ratificada por el presidente Donald Trump.

AmCham también respalda “el proceso de diálogo promovido por la Organización de Estados Americanos (OEA)” y considera urgente “la necesidad de fortalecer la institucionalidad y el sistema democrático” de Nicaragua.

En ese sentido, la organización empresarial hizo un “llamado a las autoridades nacionales a impulsar las reformas necesarias que resten argumentos al Congreso de EE.UU., para la no aprobación de dicha iniciativa de ley y evitar así sanciones que afecten al pueblo nicaragüense”.

GOBIERNO: “VAMOS A SEGUIR TRABAJANDO”

El delegado presidencial para las Inversiones, Álvaro Baltodano, manifestó su confianza en que la Nica Act no afectará el flujo de inversiones que llega a Nicaragua.

“Nosotros podemos decir con seguridad que la inversión va a seguir llegando y que el empleo va a seguir creciendo”, aseveró el funcionario, al ser consultado sobre el tema.

“El inversionista necesita confianza. El inversionista va a China, Vietnam, Taiwán, Camboya, si se le da confianza; y el inversionista viene a Nicaragua porque tiene confianza. Nosotros vamos a seguir trabajando como lo hemos venido haciendo, que es la razón y el factor fundamental del éxito”, agregó.

“Siempre va a haber rechazo a propuestas de ese tipo”, la Nica Act, enfatizó Baltodano. “Es una propuesta que está ahí y siempre va a haber rechazo de parte de personas que creen en el futuro, en la paz y el desarrollo. Aquí, pensar que alguien pueda estar contento con eso es absurdo. ¿Quién puede estar contento con algo que quiera golpear a la vida de un país, o a la vida del desarrollo de un país, o al éxito de un país? Es absurdo”.

También: Daniel Ortega califica la Nica Act como una “propuesta irracional”

“Ya tuvimos crisis económicas en 2008 y 2009, salimos adelante… Tuvimos un waiver de la propiedad, crecimos. La economía ha crecido. Nicaragua se ha transformado. Tenemos tratados de libre comercio importantes, el Cafta, con la Unión Europea, el de Corea del Sur que se acaba de hacer. Tenemos una serie de condiciones en Nicaragua que son muy favorables, y volvemos a insistir, tenemos un modelo que ha demostrado que funciona”, afirmó Baltodano.

DIPUTADOS: SE PUEDE REVERTIR

La Asamblea Nacional emitió una declaración en la que manifiesta su “preocupación” por la nueva versión de la Nica Act, una iniciativa que se conoció el año pasado, pero que no prosperó en el Senado.

Más: Asamblea Nacional rechaza y se declara “preocupada” por Nica Act

La declaración destaca que la “Nica Act apunta a desestabilizar económicamente a nuestro país”, y la respaldaron los 91 diputados integrantes del Poder Legislativo.

El legislador Alfredo César Aguirre, presidente del Partido Conservador, considera posible “evitar que la Nica Act se convierta en una ley”.

“Hay tiempo para evitarlo, porque la iniciativa debe ser analizada en el Senado, que es un cuerpo más deliberativo; el Senado va a consultar más con la administración de Trump y, mientras tanto, en el país podemos dar muestras de que se puede avanzar y hacer reformas necesarias sin tener sanciones económicas”, opinó César.

Mencionó como punto positivo el “respaldo por unanimidad que el Senado dio semanas atrás a Luis Almagro (Secretario General de la OEA) y a la misma OEA para actuar en el caso de Venezuela; entonces el Senado va a tener consultas con la OEA, que ya expresó que la Nica Act no constituye un aporte constructivo. Ese proceso puede tomar un tiempo razonable para ver el desempeño (político) durante el proceso de las elecciones municipales” nicaragüenses de este año.

“Pienso que hay tiempo para que no entre en vigencia esa ley por los trámites que tiene que llevar y porque aquí, al mismo tiempo, se puedan realizar elecciones municipales certificables por la OEA”, agregó.

Miguel Rosales, jefe de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), dijo que su organización propone al gobierno de Nicaragua “la instalación de un diálogo con los sectores empresariales, sindicales, los partidos políticos con personería jurídica y con los líderes religiosos para que tracemos lo que tenemos que hacer en los temas del fortalecimiento de la democracia y el Estado de Derecho, sin pensar en suspender las elecciones municipales, porque a estas altura del proceso no es algo que deba retomarse en un diálogo”.

Advirtió que llegar a acuerdos en un diálogo nacional es necesario para evitar las consecuencias que traería al país la aprobación de la Nica Act en el Senado estadounidense.

ALMAGRO INSISTE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, volvió a invitar este jueves a los congresistas estadounidenses a “reconsiderar” el proyecto de ley de sanciones económicas contra Nicaragua, conocido como Nica Act.

Almagro expresó “preocupación” por la reactivación del proceso legislativo para aprobar la Nica Act y pidió a los congresistas que la promueven “los tiempos y espacios” que le permitan a él trabajar con el gobierno de Daniel Ortega, con el que firmó un acuerdo de tres años para mejorar los procesos electorales y el desarrollo institucional.

“La Secretaría General de la OEA considera que el citado proyecto de ley, en el contexto de la presente legislatura, no constituye un aporte constructivo a los trabajos que el gobierno de Nicaragua y esta Secretaría General vienen realizando", destaca el comunicado emitido por Almagro al conocerse la reactivación de la propuesta Nica Act.

Los “trabajos” a que se refiere consisten en “el fortalecimiento democrático, electoral e institucional” de Nicaragua en el marco de “los principios y valores de la Carta Democrática Interamericana”, destacó.

La Nica Act pretende que las instituciones financieras relacionadas con EE.UU., como el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), frenen los préstamos a Nicaragua hasta que este país celebre elecciones “libres, justas y transparentes”, según el proyecto de ley.