•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Comisión de Población Desarrollo y Municipios de la Asamblea Nacional, Agustín Jarquín Anaya, junto al sindicalista Roberto González, presentaron la iniciativa de Ley de Indexación del Salario Mínimo, en el que a través de una fórmula establecida una vez al año, automáticamente el salario mínimo se adecuará al deslizamiento de la moneda.

De esta forma recogen la propuesta de la empresa privada, en cuanto a que el salario se revise anualmente, también la de algunos sindicatos, referida a que se contemple la devaluación del córdoba y la cobertura del ciento por ciento de la canasta básica.

En la iniciativa presentada en la Primera Secretaría del Parlamento, señalan que pese a la crisis económica debe haber reajuste salarial, para que los efectos no sean sólo sostenidos por los trabajadores.

Empresas tienen indexación

González, por su parte, señaló que como las empresas tienen indexación de precio para sus productos, el salario mínimo debe estar bajo ese régimen, pues al final del año lo que se discute es la pérdida del poder adquisitivo y no un aumento real de salario.

“Se persigue que si aumentan los precios, aumenten los salarios, y al final del año lo que se va a discutir es el aumento posible de salario, pero no podemos como trabajadores, estar arrastrando la pérdida del poder como forma de negociación, eso no es negociable, es ajustable”, señaló González, de la Central Sandinista de Trabajadores, CST.

Garantiza certidumbre empresarial

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, ha propuesto que la revisión sea anual, mientras los sindicatos sostienen que se mantenga dos veces al año. Jarquín aseguró que la iniciativa de Ley no detiene la discusión del salario mínimo que debió comenzar a discutirse desde el primero de marzo.

Jarquín Anaya comparó la propuesta con la indexación de la tarifa eléctrica cuya fórmula se discute cada cinco años, pero se va aplicando de acuerdo con la situación. En el caso del salario, los factores a considerar serían el costo de la vida, el aumento de los precios de la canasta básica, pero que de esta forma recogen a la vez la propuesta de revisión anual de la empresa privada.

Por su lado, la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, introdujo otra propuesta de Ley del Salario Mínimo, que en esencia recoge la propuesta del Cosep, mientras Jarquín Anaya defendió su propuesta, que, según él, garantizará certidumbre al sector empresarial y la actualización efectiva de los salarios.