•  |
  •  |
  • END

El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y sus diputados asumirán como propias las revelaciones sobre ofertas de dinero a legisladores liberales, por lo tanto, no dejarán solos a sus colegas Porfirio Castro y Ramón González acusados por la diputada FSLN, Xóchitl Ocampo.

En ese sentido, el primer vicepresidente de dicho partido, Wilfredo Navarro, amenazó ayer con hacer públicas las grabaciones que, según él, hizo el diputado Carlos Olivas Montiel, y comprueban las denuncias sobre ofrecimientos de dinero por parte de un diputado del FSLN al que no quiso identificar.

¿Sólo si los acusan?

“Si ellos (diputados del FSLN) insisten en acusar judicialmente a los diputados Ramón González y Porfirio Castro por injurias y calumnias, nosotros en el PLC vamos a asumir esas denuncias como propias y vamos a hacer públicas las pruebas que tenemos sobre ofertas de dinero”, amenazó Navarro.

Ofertas sexuales son invento

En torno a las supuestas ofertas sexuales denunciadas por Castro y González y que dieron origen a la acusación judicial por parte de la diputada Xóchitl Ocampo Rocha, del Frente Sandinista, Navarro señaló que sus colegas liberales nunca utilizaron la palabra “sexual” y que las “ofertas indecorosas” a las que hicieron alusión no se referían a aspectos de tipo sexual.

No obstante, en el comunicado oficial del 27 de febrero de 2009, la Secretaría de Prensa y Divulgación del PLC señala que “el PLC y el jefe de bancada parlamentaria, Ramón González, mantienen firme su denuncia y rechazo por las ofertas inmorales y corruptas hechas por el oficialista FSLN consistiendo en becas universitarias en el exterior, cargos en el cuerpo diplomático y diferentes poderes del Estado, dinero en efectivo y jóvenes”.

Otro que culpa a los medios

En el comunicado oficial, sin embargo, no se aclara a qué se refiere cuando dice “y jóvenes”, pues tampoco se especifica el sexo ni el para qué se ofrece a esos “jóvenes”.

“Eso de los ofrecimientos sexuales fue un invento... No sé de quién, pero fue un invento”, insistió Navarro, además de señalar que tanto los periodistas, como los medios de comunicación interpretaron “a su manera” lo de las supuestas ofertas sexuales denunciadas por Porfirio Castro y Ramón González.