•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan conminó al gobierno del Presidente Daniel Ortega, a despejar y resolver definitivamente en los próximos 90 días “las dudas e irregularidades” observadas antes, durante y después de las elecciones municipales del nueve de noviembre de 2008, de lo contrario, “será muy difícil” que el gobierno norteamericano reanude la ayuda financiera vía Cuenta Reto del Milenio, CRM.

Callahan brindó esta tarde una conferencia de prensa en la que dejó clara la posición de su gobierno y, en reiteradas ocasiones, enfatizó que “el problema fundamental” por el cual Estados Unidos congeló los fondos de la Cuenta Reto del Milenio lo consituyen “las dudas e irregularidades” del proceso electoral municipal del año pasado.

Además, insistió en que si, pasado este nuevo período de noventa días, no se resuelve el problema del fraude electoral, “muy difícilmente se reanudará el programa de ayuda”. “Hay suficientes dudas e irregularidades antes, durante y después de las elecciones y los nicaragüenses deben resolver este problema”, enfatizó Callahan.