•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN) no se convence de introducir el café robusta en los planes de la Comisión Nacional para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec), que esta semana prevé iniciar,  en la Asamblea Nacional, las consultas sobre la propuesta de reforma a la Ley 853, que establece las políticas para el desarrollo de este sector.

“La reforma es positiva, porque recoge nuestras demandas, pero hay dos aspectos que deben analizarse mejor que son el relacionado a introducir el café robusta en los planes de transformación de la Conatradec y la ampliación de los miembros de la Conatradec”, expresó Aura Lila Sevilla, presidenta de la ANCN.  

La reforma fue enviada por la presidencia de la República al Poder Legislativo a mediados de marzo. El viernes pasado la Conatradec, reunida en el Banco Central, estimó que esta semana se iniciarían las consultas para que el plenario parlamentario apruebe los cambios a finales de mayo.   

“Se propone que la Conatradec tenga dentro de sus planes dar cobertura al café robusta, pero la cosecha de esta semilla no necesita transformaciones, porque es una nueva modalidad de siembra, entonces unos se preguntan  ¿por qué dirigir recursos hacia esa producción cuando  los productores del café arábigo están urgidos de recursos? Debemos valorar bien esto”, agregó la representante de la ANCN.

MÁS DELEGADOS

La Conatradec actualmente tiene 12 representantes entre delegados del Gobierno, productores y representantes de las cámaras gremiales. La reforma ampliaría a 14 el número de integrantes. 

“Estamos de acuerdo en que se incluya a un miembro del IPSA (Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria), pero se habla de otra personas del sector privado y en este sentido, por lo general, cuando más miembros tiene una comisión, los procesos tienden a volverse más burocráticos”, valoró.

El diputado y productor Juan Ramón Obregón sostuvo que la reforma establece cambios básicos como “la conformación de una secretaría ejecutiva, que pueda tener un contacto más directo con los productores y que pueda tener respuestas más inmediatas y la incorporación del (café) robusta como una rama de la caficultura, que tendrá sus propias aristas y hay que irlas tratando técnicamente para poder avanzar en este tema”.

Obregón mencionó que la Conatradec sería más operativa con “la incorporación de un representante de los robusteros”, agregando que “hasta este momento no tenemos propuestas, no conozco propuestas de un plan en el occidente del país (para ampliar la cosecha del robusta), sí conocemos de lo que se está ejecutando en Nueva  Guinea”.  

La reforma incluye que la cobertura de asistencia y garantías crediticias de la Conatradec abarque a productores que siembran hasta 50 manazas de café. Actualmente, esta cobertura es para productores que solo siembran 20 manzanas.  

“Esa ampliación es correcta porque permitirá que la banca comercial se anime a financiar más a los cafetaleros. El universo de productores que cosechan 20 manzanas de café es de unos 7,000 cafetaleros, al ampliar la cobertura para los que siembran 50 manzanas, el número de productores beneficiados llegará a unos 10,000”, consideró la presidenta de la ANCN.