•  |
  •  |
  • END

El organismo de observación electoral Ética y Transparencia cuestionó ayer a la publicación que recientemente hizo el gobierno, a través de la Cancillería de la República, del “Libro Blanco: La realidad del proceso electoral municipal de 2008 en Nicaragua”, con el que se pretende legitimar las elecciones municipales de noviembre de 2008.

El documento fue presentado a la comunidad europea con el fin de descongelar los fondos de la cooperación que estaban programados para 2009.  
“Penosamente lo único que se ha logrado es pretender obviar y justificar lo que ha estado a la vista de todo mundo. Ese ‘panfleto’ tiene una pobre argumentación y soporte sobre los claros cuestionamientos hechos al Consejo Supremo Electoral y al proceso electoral”, expresó Roberto Courtney, Director de Ética y Transparencia.   
Courtney manifestó que el documento no explica por qué no se acreditó, a pesar de la petición de los partidos políticos en contienda, a los organismos de observación nacional y tampoco invitaron a los observadores de la OEA, Centro Carter y de la Unión Europea.

Refutan lo de la cancelación de personalidades jurídicas

En su “Libro Blanco” el gobierno sostiene que la cancelación de la personalidad jurídica del PC y del MRS “fue una decisión del Consejo Supremo Electoral, CSE, en estricto apego a lo dispuesto por la Ley Electoral”. Para E y T, en el caso de la eliminación de la personería jurídica de ambos partidos, “el CSE actuó de mala fe para favorecer cálculos políticos partidarios, violando su rol de árbitro imparcial de los procesos electorales”.

E y T afirma que la publicación oficialista no menciona el proceso de cedulación partidizada, la expulsión de los fiscales de oposición, violencia de las turbas orteguistas, antes y después de las elecciones, cierre temprano de las JRV, no revelación de JRV impugnadas y anuladas, no investigación de delitos electorales, como las JRV 400 a 0, donde no había 300 votantes en el padrón.

Documento defensivo

“Es primera vez que un gobierno se ve obligado a hacer una publicación como ésta, lo que pretende es obviar los señalamientos que se le hacen al Consejo Supremo Electoral, como el principal ejecutor del fraude electoral”, agregó Courtney.

E y T emitió un documento en respuesta al llamado Libro Blanco. En dicho documento expresan que la cancelación de la personería jurídica al partido Conservador y al Movimiento de Renovación Sandinista, MRS, fue claramente un caso donde “el CSE actuó de mala fe”.

Courtney mencionó que el libro argumenta la denegación a su participación en el proceso electoral a que reciben financiamiento de Usaid y que tiene animadversión con la izquierda. “En este país no hay izquierda ni derecha, sólo hay arriba y abajo”, sostuvo.

Observadores, pero en otros países

Dijo que si tuvieran animadversión por la izquierda no hubiesen sido invitados a participar como observadores en Bolivia, Venezuela, Ecuador y El Salvador en los últimos meses.

E y T fue invitado por el Tribunal Electoral de Ecuador para participar como observador de la consulta popular que realizará en ese país en abril.

“En 2006 reconocimos el triunfo del presidente Ortega, pero no podemos decir lo mismo en las elecciones municipales. El partido de gobierno robó las elecciones municipales en 40 municipios con el beneplácito del CSE”.