•  |
  •  |
  • END

Managua, Nicaragua / AFP

Representantes de Nicaragua y de la Unión Europea (UE) iniciaron el pasado viernes conversaciones para reanudar la cooperación suspendida al país tras las polémicas elecciones municipales del nueve de noviembre de 2008, informó una fuente oficial.

Miembros del gabinete económico y embajadores y representantes del Grupo de Apoyo Presupuestario (GAP), “acordamos crear una dinámica de trabajo y nos pusimos de plazo el 10 de junio para que ellos (países europeos) puedan definir si se reanuda o no se reanuda la cooperación”, declaró el asesor económico del gobierno, Bayardo Arce, a un canal privado de la televisión.

Las relaciones se han mantenido tensas por la exigencia de la UE de que se proceda a una revisión de los resultados electorales, a lo que las autoridades nicaragüenses se niegan.

Éste sería un plazo definitivo “si continuamos con este programa de apoyo presupuestario o lo cancelamos y seguimos con las otras formas de cooperación”, explicó Arce.

La Unión Europea suspendió en noviembre el desembolso de unos 37 millones de dólares de ayuda directa al presupuesto del país, en medio de denuncias formuladas por la oposición de fraude en las elecciones municipales que, asegura, benefició al partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

Según Arce, en las conversaciones con los diplomáticos, cuyos nombres no fueron especificados, se les ha dicho que en el tema de las elecciones “no tenemos nada que discutir con nadie”, aunque reconoció que el Ejecutivo está dispuesto a hablar del tema con los donantes.

El gobierno está abierto a un diálogo interno alrededor de la situación económica para enfrentar la crisis financiera internacional, dijo Arce.

La suspensión de desembolsos de ayuda al presupuesto habría creado un déficit al gobierno de más de 100 millones de dólares que le ha obligado a efectuar ajustes en el gasto público.