•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, confirmó esta mañana la existencia de grupos armados en distintas zonas rurales del país debido a represivas por la falta de transparencia en las pasadas elecciones municipales, pero además agregó que no sólo hay presencia de estos grupos en San Juan de Río Coco y al lado de Cerro Blanco, como lo afirmó el obispo Juan Abelardo Mata, sino también en Matagalpa, Estelí y Jinotega. Brenes brindó estas declaraciones al finalizar la tradicional misa de Domingo de Ramos, celebrada en la Catedral de Managua, a la que asistieron cientos de feligreses llamados “a tener un verdadero encuentro con el Señor en esta Semana Santa”.

Brenes relató que el temor ante una guerra civil también se lo han comunicado el obispo de Matagalpa, monseñor Jorge Solórzano y el de Jinotega, monseñor Carlos Enrique Herrera Gutiérrez. “Verdaderamente es una preocupación de todos nosotros porque también monseñor Jorge nos comunicó la vez pasada de que en Matagalpa también se estaban dando algunas situaciones muy especiales, de grupos con tendencia a armarse, lo que para nosotros es lamentable”, sostuvo el Arzobispo Brenes.

En esta eucaristía que marca el inicio de la Semana Santa, también participó el nuncio apostólico en Nicaragua, Henry Jósef Nowacki, quien instó a "buscar la unidad en Cristo". Concluida la ceremonia religiosa, el nuncio y el arzobispo de Managua procedieron a la bendición de los ramos.