•  |
  •  |
  • END

Obispos de Jinotega y Matagalpa con mismos temores de Monseñor Mata

Arzobispo Brenes confirma y amplía

* Expresa que tienen mucha preocupación, pero voceros militares niegan la especie

El Arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, confirmó ayer la existencia de grupos que se están armando en el norte del país, como reacción a la falta de transparencia en las elecciones municipales de noviembre de 2008, pero además agregó que esto no sólo sucede en San Juan de Río Coco y al lado de Cerro Blanco, como lo afirma el obispo Abelardo Mata, sino también ocurre en Matagalpa y Jinotega.

El presidente de la Conferencia Episcopal dijo que ese mismo temor se lo habían expresado el obispo de Matagalpa, monseñor Jorge Solórzano; y el de Jinotega, monseñor Carlos Enrique Herrera Gutiérrez.

“Verdaderamente es una preocupación de todos nosotros, porque también monseñor Jorge nos comunicó que en ese sector de Matagalpa se estaban dando algunas situaciones muy especiales de grupos con tendencia a armarse”, dijo ayer el arzobispo con evidente inquietud, después de celebrar la misa del Domingo de Ramos, ritual con el que da inicio la Semana Santa.

El temor por la creación de grupos civiles que se están armando en el norte del país fue revelado por el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Abelardo Mata.

En una entrevista con EL NUEVO DIARIO, monseñor Mata explica que “el detonante para que la gente se empezara a armar fueron las elecciones municipales, eso es lo que se habla en el campo”, dijo.

“Hace rato están esos grupos armados. Es triste que para poder pelear por nuestros derechos tengamos que pensar en el arma. Sabemos positivamente que hay grupos armados en San Juan de Río Coco, al lado de Cerro Blanco, sabemos que ya hay grupos armados”, expresó el Obispo de Estelí.

Ejército: “Las guerras quedaron atrás”

Por su parte, el Ejército de Nicaragua respondió a las advertencias lanzadas por la Iglesia Católica sobre levantamientos armados en zonas rurales del país, afirmando que no existen “informaciones preocupantes” de amenazas de rearme, y aseverando: “Las guerras en Nicaragua ya quedaron atrás”.

El general de brigada Adolfo Zepeda, portavoz de la institución militar, negó la existencia de bandas armadas motivadas por intereses políticos en las regiones rurales como San Juan de Río Coco, tal como lo afirmó monseñor Abelardo Mata en entrevista con EL NUEVO DIARIO.

“No tenemos información de que haya elementos armados de carácter político en el país”, afirmó el jefe militar vía telefónica, la tarde de ayer.

Insistió en que “las guerras aquí en Nicaragua, ya quedaron atrás. Nosotros, como Ejército de Nicaragua, creemos que aquí los nicaragüenses tenemos derecho a vivir tranquilos, en paz”.

Dijo que hasta ahora lo que se conoce es la existencia de bandas de delincuentes. “Pero son cosas que han existido siempre, delincuentes que quieren asaltar y que quieran dar un golpecito de delincuencia común, digamos”, señaló.

Garantizó que las autoridades, como el Ejército, se encargan de neutralizar a dichas organizaciones criminales, pero enfatizó que no han surgido células o grupos de gente armada, motivada por razones políticas.

“Nosotros no tenemos información de que haya elementos armados de carácter político, que quieran perturbar la paz y la tranquilidad que hoy vivimos los nicaragüenses. Yo te reafirmo que nosotros no tenemos información”, dijo el general.

Zepeda expresó que en Nicaragua reina “un verdadero clima de paz” y sostuvo que las autoridades competentes, como el Ejército, “vamos a garantizar que continúe la paz y la tranquilidad, para que todos los nicaragüenses podamos trabajar y desarrollar este país en tranquilidad”.

Rechazan información

En similares términos se refirió el teniente coronel Horacio Ortiz, jefe del Segundo Batallón del Primer Comando del Ejército de Nicaragua, negó la existencia de grupos armados con intenciones políticas en las montañas de Nueva Segovia y Madriz.

“La única existencia en esta zona es de grupos delincuenciales que andan robando. Si fuera de esos armados que menciona el obispo Mata, ya estuviéramos trabajando en esa dirección. Tampoco los hay en San Juan de Río Coco, pero no hay, no hay,…”, reiteró el alto jefe militar.

Señaló que hace una semana los altos oficiales del comando regional de la institución castrense sostuvieron una sesión de análisis “para conocer el comportamiento y características de esos grupos de asaltantes, de la situación coyuntural, inclusive, y no tenemos datos, tampoco información de la existencia de ese tipo de armados (contra el gobierno)”.

“Sería bueno que el obispo Mata sustentara su denuncia para verificarlo, que nos dé información para nosotros poder actuar”, sugirió Ortiz. El jefe militar considera que lo dicho por el religioso está más en el ámbito de la retórica de la clase política del país.


(Con la colaboración del corresponsal Leoncio Vanegas)