Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Desde que el presidente de la República, Daniel Ortega, asumió el poder en 2007 ha aumentado el porcentaje de ciudadanos que prefieren no opinar públicamente sobre temas políticos, según los resultados de la encuesta que sobre diversos temas de la vida cotidiana realizó la firma CID-Gallup.

El estudio señala que la proporción de nicaragüenses que prefiere no hablar en público sobre política se ha incrementado en 23 puntos porcentuales de febrero de 2007 hasta la fecha. “Incluso, sólo un 22 por ciento de los simpatizantes del Frente Sandinista se sienten en confianza en ese sentido”, se lee en una de las conclusiones del estudio.

A la pregunta “¿Pueden sentirse los ciudadanos seguros y respetados haciendo comentarios políticos en lugares públicos?”, el 68 por ciento de los pobladores mayores de 16 años consultados contestó que “poco o nada”. En febrero de 2007, sólo el 39 por ciento respondió de la misma manera.

Los porcentajes de aquellos que dicen sentirse “poco o nada seguros y respetados” en sus opiniones políticas ha variado en el tiempo. En junio de 2007, el 54 por ciento de los nicaragüenses se sentía “poco o nada seguro” haciendo comentarios políticos en lugares públicos. En octubre del mismo año, el 50 por ciento; en febrero de 2008, el 48 por ciento; en junio del mismo año, el 54 por ciento; y en octubre de 2008, el 56 por ciento.

Menos preparación, más temor

Los datos señalan que a mayor nivel educativo del entrevistado, hay mayor confianza para tratar temas políticos en público. “No obstante, es una minoría de los que tienen una educación superior que se sienten seguros de discutir sobre esta temática, sin tener claro con quién lo están haciendo”, se aclara en el documento de la CID-Gallup.

Por otra parte, el nivel de interés sobre temas políticos se ha mantenido, excepto por variaciones de entre tres y seis puntos porcentuales. En febrero de 2008, el 49 por ciento de los encuestados señaló no tener “nada” de interés en la política, sumado al 29 por ciento de quienes respondieron tener “un poco” de interés.

Al sumar ambos porcentajes, a febrero de 2008, un 78 por ciento de la población mayor de 16 años estaba “poco o nada”, interesada en la política.

A marzo de 2009, la variación se vio dividida, aunque en conjunto se mantuvo casi el mismo nivel. Es decir que en la actualidad, el 43 por ciento de los encuestados dijo no tener ningún interés en la política; mientras que un 34 por ciento tiene “poco interés”.

Al sumar ambos, se obtiene que el 77 por ciento de la población está “poco o nada” interesada en los asuntos políticos del país.

Gestión de Ortega desaprobada

El rechazo a la gestión del Presidente Ortega es generalizado y a dos años de gobierno, recibe más opiniones negativas que positivas.

Respecto al desempeño de las labores del presidente Ortega, el 36 por ciento las califica de “mal o muy mal”; el 34 por ciento dijo que “regular”; sólo un 23 por ciento dijo “bien”; y un 7 por ciento “muy bien”.