•  |
  •  |
  • END

Representantes de diferentes partidos políticos condenaron el atentado denunciado por el Procurador General de la República, Hernán Estrada, pero defendieron a los principales líderes de la Iglesia Católica por haber revelado a EL NUEVO DIARIO la existencia de grupos armados en zonas rurales del país.

El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Eduardo Montealegre y el ex presidente Arnoldo Alemán, condenaron el atentado contra Estrada. Mientras el Procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas Lacayo, tras mostrar su solidaridad con el alto funcionario, calificó a los líderes de la Iglesia Católica como “terroristas religiosos”.

“Exhorto a que los jerarcas de la Iglesia y a los partidos políticos que no fueron favorecidos por el voto popular a que dejen de estar promoviendo el engendro de la violencia y la confrontación armada. El terrorismo en este momento en Nicaragua es traición a la patria”, señaló Cabezas.

Cabezas hizo un llamado a la Policía Nacional para que haga una investigación a fondo, que presente pruebas y esclarezca el hecho lo más pronto posible.

Montealegre condena, pero…

Por su parte, el diputado Eduardo Montealegre considera que hay suficientes razones para estar en contra del gobierno, pero no para atentar contra la vida de ninguno de sus más altos dirigentes.

“Las frustraciones o molestias que ciudadanos puedan tener contra el Gobierno del Presidente Daniel Ortega no son, ni deben ser, razones válidas para recurrir a la violencia o, peor aún, atentar contra la vida de uno de sus más altos funcionarios”, afirmó Montealegre.

A través de un correo electrónico, Montealegre hizo un llamado “a todos los ciudadanos, incluyendo al Presidente de la República, a aprovechar esta Semana Santa para meditar profundamente sobre nuestros problemas y la mejor manera de resolverlos sin recurrir a métodos que creía habíamos dejado atrás desde hace muchos años”.

Es preocupación de la iglesia

En su mensaje, Montealegre rechazó los señalamientos de Estrada contra la jerarquía eclesial. “Creo que la Iglesia Católica no ha hecho un llamado a la violencia, sino más bien, ha venido expresando su preocupación por la situación de pobreza en que vive la mayoría del pueblo de Nicaragua”, señala Montealegre.

El legislador agrega que “tampoco es saludable culpar a aquellos medios de comunicación que de una manera profesional se ven obligados a publicar las realidades de nuestro país, aunque sean hechos lamentables”.

Mientras tanto, el ex presidente Arnoldo Alemán dijo que “no se justifica la violencia, venga de donde venga”, por lo que señaló la necesidad de llegar a un diálogo nacional.

Alemán consideró que las revelaciones de la presencia de grupos armados que hizo el obispo de Estelí, Abelardo Mata, a través de EL NUEVO DIARIO, “son preocupantes y que se debe actuar rápido para devolver la tranquilidad al país”.

Para el presidente honorario del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, la solución al problema de gobernabilidad en el país es devolver las alcaldías que según Alemán, ganaron el pasado 9 de noviembre, pero que consideran fueron fraudulentamente adjudicadas al Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.